El misterio de la identidad de quien colocó las bombas caseras en DC: una persecución que no ha concluido

·8  min de lectura
FBI: Imágenes del sospechoso de colocar las bombas caseras en las sedes de los Comités Nacionales de los partidos tanto demócrata como republicano un día antes de los disturbios del 6 de enero en el Capitolio.  (FBI)
FBI: Imágenes del sospechoso de colocar las bombas caseras en las sedes de los Comités Nacionales de los partidos tanto demócrata como republicano un día antes de los disturbios del 6 de enero en el Capitolio. (FBI)

Durante un año, el FBI ha identificado y arrestado a partidarios de Trump que presuntamente irrumpieron en el Capitolio el 6 de enero de 2021. Más de 700 personas han sido acusadas de delitos relacionados con los disturbios en el Capitolio, y algunas ya han sido condenadas y cumplen penas en prisión.

A pesar de la impresionante cantidad de arrestos, en gran parte derivados de denuncias del público, un individuo aún ha logrado evadir la custodia del FBI: el fabricante de un par de bombas caseras que se encontraron el día del motín.

El 6 de enero, las autoridades identificaron dos bombas caseras en el área de DC: una fuera de cada una de las sedes nacionales de los partidos tanto demócrata como republicano.

Las bombas se encontraron apenas unos minutos antes de que comenzaran los disturbios, lo que alejó a los oficiales de la Policía Metropolitana de DC del Capitolio para responder a dicha amenaza.

Ninguno de los dispositivos fue detonado, pero el responsable de colocarlas ha eludido la captura hasta el momento.

Un paquete sospechoso

El FBI cree que ambas bombas fueron colocadas la noche del 5 de enero, justo un día antes de la manifestación “Stop the Steal” que finalmente se convirtió en el ataque al Capitolio. Se cree que el responsable de colocar las bombas las dejó entre las 7:30 pm y las 8:30 pm. Una de las bombas se colocó en un callejón detrás de la sede del RNC (Comité Nacional Republicano), y otra se colocó junto a una banca del parque cercano a la sede del DNC (Comité Nacional Demócrata), a solo cinco minutos a pie.

Karlin Younger, originaria de Wisconsin, que caminaba por el lugar, fue la primera en notar la bomba cercana a la sede del RNC. Inmediatamente alertó a la policía. Casi al mismo tiempo, se descubrió un “paquete sospechoso”, la bomba casera, en la sede del DNC, a lo que le siguió una evacuación.

Sigue las actualizaciones en vivo sobre el aniversario del 6 de enero

Los oficiales se apresuraron a responder a ambos incidentes justo cuando los partidarios de Trump que estaba reunidos afuera del Capitolio comenzaban a abrirse camino hacia el edificio. El FBI ahora cree que las bombas pudieron haber sido colocadas intencionalmente para alejar a las fuerzas del orden del Capitolio.

Las fuerzas del orden no supieron en ese momento por qué las bombas no explotaron, pero luego declararon que es probable que los explosivos tuvieran temporizadores o baterías mal instalados.

Si bien las bombas fueron finalmente destruidas, no se ha podido capturar al responsable de colocarlas. En septiembre, el FBI publicó un vídeo de vigilancia que presuntamente mostraba al responsable durante la noche en que colocó las bombas.

Lo que sabemos sobre el responsable

Según las imágenes de vigilancia del FBI, el responsable vestía una sudadera gris con capucha gris, guantes negros, calzado deportivo Nike Air Max Speed Turf de color gris claro, gafas y una mascarilla para el coronavirus. También llevaba una mochila que usó para transportar las bombas.

John Iannarelli, un agente retirado del FBI que trabajó 20 años ahí y que ahora escribe y da conferencias sobre temas de seguridad, declaró que aunque las bombas no son dispositivos sofisticados, la persona que las fabricó parece haber planeado con meticulosidad sus acciones para la noche del 5 de enero.

Una fotografía compartida por el FBI muestra al sospechoso que se busca en relación con la colocación de las bombas caseras en Washington. El FBI pide la colaboración para identificar a las personas responsables de colocar las bombas caseras el 6 de enero en las sedes de los Comités Nacionales tanto del partido demócrata como del republicano. Las bombas fueron halladas justo cuando una multitud de partidarios de Trump irrumpieron en el Capitolio, mientras el Congreso comenzaba a contar los votos de los colegios electorales. (FBI)
Una fotografía compartida por el FBI muestra al sospechoso que se busca en relación con la colocación de las bombas caseras en Washington. El FBI pide la colaboración para identificar a las personas responsables de colocar las bombas caseras el 6 de enero en las sedes de los Comités Nacionales tanto del partido demócrata como del republicano. Las bombas fueron halladas justo cuando una multitud de partidarios de Trump irrumpieron en el Capitolio, mientras el Congreso comenzaba a contar los votos de los colegios electorales. (FBI)

“Además, como lo demuestra su planificación, esta persona hizo todo lo posible para ocultarse. Quiero decir, hacía frío por la noche, pero aún así ves a otras personas afuera y sus rostros no están completamente cubiertos. No usan gafas, gafas de sol por la noche”, comentó para The Independent .

Además, cree que es probable que el responsable no llevara un teléfono celular la noche en que colocó las bombas. Iannarelli dijo que las fuerzas del orden habrían utilizado las torres de telefonía celular del área para reducir el número de personas que estuvieron cerca de los sitios de los explosivos la noche en que se colocaron. Él cree que si el individuo hubiera tenido un teléfono, el FBI probablemente tendría más información que solo un vídeo de vigilancia.

El FBI también señaló que el sospechoso viajó a pie todo el tiempo cuando se movió entre los sitios de la bomba y cuando se fue de ahí. Iannarelli cree que probablemente esta decisión fue intencional, ya que tomar un taxi o un Uber hubiera dejado un rastro que los agentes podrían haber seguido para encontrar al responsable.

¿Por qué no se ha encontrado al responsable?

Según Iannarelli, es probable que el FBI haya dedicado todos sus recursos y esfuerzos a la búsqueda del responsable en los días posteriores a los disturbios en el Capitolio.

“Estoy seguro de que hicieron todo lo que se podía hacer. Eso incluye recuperar vídeos de vigilancia. Una práctica común para mí era tocar puertas en busca de personas que tuvieran cámaras de las que pudiéramos obtener imágenes”, agregó. “Estoy seguro de que hicieron todo eso en aquel momento”.

También comentó que el FBI ya habría realizado análisis de ADN para comparar cualquier ADN recuperado de las bombas con el ADN ya catalogado en bases de datos criminales. Dado que aún no se han realizado arrestos, Iannarelli cree que el FBI no encontró evidencia de ADN en las bombas o que el ADN encontrado no coincidió con ningún individuo catalogado.

A menos que se produzca un gran descubrimiento en la evidencia física o digital, el FBI ahora depende de las pistas que reciba del público para ayudarlo en la búsqueda del responsable.

En esta foto del 6 de enero de 2021, se muestra un dispositivo con explosivos afuera de la sede del Comité Nacional del Partido Republicano en Washington. El FBI compartió un nuevo vídeo donde se ve a una persona que coloca las bombas caseras fuera de las sedes de los comités nacionales de los partidos tanto demócrata como republicano, la noche anterior a los disturbios del 6 de enero en el Capitolio de los EE.UU.
En esta foto del 6 de enero de 2021, se muestra un dispositivo con explosivos afuera de la sede del Comité Nacional del Partido Republicano en Washington. El FBI compartió un nuevo vídeo donde se ve a una persona que coloca las bombas caseras fuera de las sedes de los comités nacionales de los partidos tanto demócrata como republicano, la noche anterior a los disturbios del 6 de enero en el Capitolio de los EE.UU.

“Estoy seguro de que los agentes y los oficiales de la investigación ya hablaron con todas las personas que estaban en esa área o que viven o trabajan en esa área y que podrían haber visto algo”, señaló.

El comunicado de prensa que el FBI publicó en septiembre instó a cualquier persona con información sobre la identidad del responsable a comunicarse. Además, el FBI, junto con la ATF, ofrece una recompensa de US$100.000 por información que conduzca a la identificación del responsable.

Iannarelli apuntó que, incluso con una recompensa, algunos casos permanecen sin resolver durante años hasta que las pistas del público los vuelven a abrir. Concluyó que cree que “las fuerzas del orden están buscando esa oportunidad”.

“La falta de arrestos hasta el momento no debe interpretarse como ‘esto no es una prioridad’. Ningún caso en el FBI se cierra hasta que haya una razón para cerrarlo”, aseveró Iannarelli. “En este caso, sería el arresto de la persona que colocó las bombas. Entonces permanecerá abierto y permanecerá activo hasta que la persona sea capturada y presentada ante la justicia”.

Teorías de conspiración conservadoras

A raíz de los disturbios en el Capitolio, algunas figuras de los medios de comunicación conservadores y legisladores han intentado crear narrativas alternativas sobre lo que sucedió el 6 de enero. A pesar de horas de evidencia en vídeo y montañas de evidencia fotográfica que muestran a partidarios de Trump irrumpiendo en el Capitolio, algunos legisladores como el congresista Andrew Clyde han sugerido que los medios están exagerando el ataque. Él equiparó los disturbios con una “visita turística normal”.

El intento de la derecha de reescribir la narrativa del 6 de enero también ha absorbido al responsable de colocar las bombas caseras en DC.

En diciembre, el presentador de Fox News, Tucker Carlson, quien produjo todo un documental con teorías de conspiración dedicado a replantear los disturbios del Capitolio como una operación de bandera falsa planificada por la policía del Capitolio y el FBI, acusó al comité selecto de la Cámara que investiga el ataque de negarse a reconocer la importancia del responsable de colocar las bombas.

Aseguró en diciembre que el comité “dejó de hablar sobre esta persona”, lo que es una prueba endeble, ya que se conoce poca información sobre el responsable como para que el comité la discuta.

La diputada Marjorie Taylor Greene, quien actualmente está en una cruzada para presentar a los acusados de disturbios en el Capitolio como víctimas de encarcelamiento ilegal, también sugirió que el comité estaba ignorando al responsable de colocar las bombas.

“Una persona colocó bombas caseras en las sedes de los comités nacionales de los partidos tanto demócrata como republicano, su objetivo eran ambos partidos políticos la noche antes de los disturbios del Capitolio del 6 de enero”, escribió en un tuit. “Esos deberían ser los registros telefónicos que se exijan por la vía judicial. ¿Por qué no se preocupan por el responsable de colocar las bombas caseras?”.

Como señaló Iannarelli, es muy probable que el responsable no llevara un teléfono celular el día en que colocó las bombas, de lo contrario, probablemente estaría bajo custodia en este momento.

Donald Trump incluso opinó sobre el paradero del responsable de colocar las bombas caseras y sobre presuntas lealtades políticas en una entrevista con la figura de los medios de derecha Candace Owens.

Insistió en que la gran cantidad de cámaras en el centro de Washington DC debería haber capturado numerosas fotos del responsable, a quien Trump se refiere como “él”, aunque actualmente no se conoce el género del responsable, e insinuó que el FBI probablemente no solo sabe quién es el responsable, sino que además el individuo es miembro de Antifa o de Black Lives Matter.

“¿Por qué no encuentran al responsable de colocar las bombas caseras y por qué no se han descubierto más personas?”, cuestionó. “Porque creo que eran más que simplemente, llamémosles gente de MAGA... Tienes a gente de Black Lives Matter y de Antifa, yo tenía muy pocas dudas sobre eso, y ellos estaban antagonizando y estaban incitando”.

Trump mintió. No hay evidencia de que personas afiliadas a Antifa o Black Lives Matter hayan participado en los disturbios del Capitolio o en la colocación de las bombas.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.