Miss Universo luce inclusivo con la belleza femenina

Sughey Baños

CIUDAD DE MÉXICO, enero 15 (EL UNIVERSAL).- Con un nuevo mensaje de lo que será Miss Universo como organización, donde la sororidad y el amor propio reinaron en el discurso, se coronó a su nueva soberana: Nola Gabriel, de Estados Unidos, quien sorprendió al hacerse de la distinción, dejando de lado a la favorita, Miss Venezuela, Amanda Dudamel.

Muchas reglas encasillaron al concurso desde su primera edición, celebrada en California en 1952, cuando las participantes no podían casarse, eran valoradas sólo por su físico y no reconocían a las mujeres transgénero, que fueron aceptadas hasta 2012 y ha tenido una participante, Ángela Ponce en 2018.

A 71 años de aquella fecha, el concurso de belleza mostró su esfuerzo por adaptarse a los tiempos: "Esta competición que se llama Miss Universo, la vamos hacer para que todas las mujeres se sientan bien y que no vuelvan a sentirse un objeto", dijo la noche de este sábado, Anne Jakrajutatip, mujer trans quien es la nueva dueña del certamen.

Si bien la mexicana Irma Miranda se quedó en el camino casi al inicio, a pesar de que sonaba como favorita, el concurso tuvo momentos llenos de emociones, centrados en el mensaje de la noche que fue el de "ámate como eres".

Vestida con un bello sari en tonos pastel, destacó la reina anterior, Harnaaz Sandhu, quien habló de sus proyectos, entre ellos luchar contra los estereotipos, pues fue criticada por no lucir igual de espigada que al inicio de su reinado. También, trabajar por una menstruación digna en todo el mundo.

Hubo momento para reconocer también la lucha de los estratos sociales más bajos, cuando se reconoció a la concursante de Tailandia, Anna Sueangam-iam, quien se presentó con el vestido hecho de lenguas de lata que usó en los preliminares, en homenaje a sus padres, que fueron recolectores de basura.

Otro instante emocional fue al recordar a Cheslie Krysta Miss Estados Unidos 2019, quien se suicidó hace un año, por lo que se creó una fundación en pro de la salud mental.

Alzan la voz en favor de la mujer

La gala lució con el brillo y el glamour que corresponde. El momento de las cinco finalistas dejó a participantes del continente americano: Venezuela, Estados Unidos, Puerto Rico, Curazao y República Dominicana.

La fase de las preguntas, elegidas al azar, dejó bien posicionada a la norteamericana, que pidió que entre los cambios al certamen se considere el de la edad, porque ella está en el límite a sus 28 años.

República Dominicana, Estados Unidos y Venezuela fueron a la última etapa, y tuvieron que contestar la misma pregunta: ¿Si ganas Miss Universo cómo trabajaras para demostrar que es una organización que empodera y cambia?

República Dominicana respondió que trabajando con valentía y determinación por los derechos de las mujeres; Estados Unidos, contra el tráfico de personas y la violencia, y Venezuela dijo que seguiría el legado de muchas mujeres que han pasado por esta organización, porque ellas han transformado con sus acciones.

El sobre con el resultado llegó, y la nueva tiara quedó en la cabeza Nola Gabriel, concursante de Estados Unidos.