Misiones: Finalmente dejaron pasar a los varados pero pusieron una valla en el puente internacional

·2  min de lectura
Las familias con chicos, antes de que los dejaran ingresar a la Argentina
Las familias con chicos, antes de que los dejaran ingresar a la Argentina

POSADAS.— La Dirección Nacional de Migraciones finalmente autorizó el ingreso excepcional y por motivos humanitarios al país de tres familias varadas en la cabecera del puente Roque González de Santa Cruz, que conecta Posadas con la paraguaya Encarnación.

Unas 12 personas, incluyendo seis menores de edad, vivían desde el 8 de mayo pasado en la cabecera argentina del puente en una oficina de la Gendarmería en ese paso fronterizo, el tercero más importante del país por tránsito.

La decisión de Migraciones, que cerró todas las fronteras y solo habilitaba el ingreso por el aeropuerto de Ezeiza, se tomó “atendiendo exclusivamente al interés superior del niño, en relación con los menores involucrados”.

Durante 14 días las familias intentaron cruzar por el puente, interponiendo recursos ante la Justicia federal y una apelación ante la Cámara, que les rechazó el pedido.

“El paso no está habilitado y no realizaron el trámite administrativo correspondiente en el consulado argentino en Paraguay, por ese motivo y haciendo cumplir la normativa vigente se les negó el ingreso”, señaló Migraciones, en un comunicado.

“Los tres grupos familiares que se trasladaron 370 kilómetros (desde Asunción) por territorio paraguayo para ingresar por un paso cerrado, tras el permiso de Migraciones deberán cumplir con todos los requisitos sanitarios exigidos por el Ministerio de Salud de la Nación”, señalaron en la DNM.

Días de aislamiento

Ahora el grupo deberá guardar diez días de aislamiento en un lugar que deberá poner a disposición las autoridades sanitarias de Misiones para luego, sí, emprender el regreso por sus propios medios a sus domicilios.

Una de las familias es de Villa Gesell, otra de Chaco y la restante de la localidad misionera de Montecarlo.

“No tenemos problemas en cumplir con el aislamiento, ya estuvimos 14 días en el puente así que no habrá problemas para cumplir con estos requisitos”, señaló Francisco Rosales, abogado y vocero del grupo, quien interpuso los recursos que fueron desestimados oportunamente por la Justicia Federal.

Las autoridades nacionales y misioneras enfrenta una fuerte presión de las autoridades paraguayas para reabrir este puente internacional, algo que podría derivar en el colapso del sistema sanitario si los infectados con Covid-19 del vecino país vienen a atenderse a las instalaciones de los hospitales argentinos.

Misiones tiene la mitad de sus 182 camas de terapia intensiva de los hospitales públicos ocupadas y las restantes disponibles para afrontar la segunda ola del Covid-19.

El gobernador de Misiones, Oscar Herrera Ahuad, exministro de Salud, es uno de los que advirtió con mayor firmeza a la Nación el peligro de colapso sanitario en caso de que se reabran estos pasos fronterizos.

“Para prevenir que haya otros hechos similares ya que del lado paraguayo hay muchos paraguayos con DNI argentino, Gendarmería instaló una valla en el medio del puente Roque González. De esa manera nadie pueda acceder a la jurisdicción argentina, como sucedió con este grupo”, informaron las autoridades nacionales.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.