Rusia lanza misiles a Kiev; Putin advierte a Occidente

·5  min de lectura

KIEV, Ucrania (AP) — Rusia atacó el domingo suministros de armas de Occidente para Ucrania, lanzando ataques aéreos sobre Kiev que dijo destruyeron tanques donados por naciones extranjeras, y el presidente ruso Vladimir Putin advirtió que cualquier entrega occidental de cohetes de largo alcance hará que Moscú impacte “objetivos que no hemos atacado”.

La enigmática amenaza del mandatario ruso de un incremento en la ofensiva no especificó cuáles podrían ser esos nuevos blancos. Hizo su advertencia días después de que Estados Unidos anunció planes de entregar 700 millones de dólares en asistencia de seguridad para Ucrania que incluyen cuatro sistemas de cohetes de precisión de mediano alcance, así como helicópteros, sistemas antitanque Javelin, radares y vehículos tácticos, entre otras cosas.

Analistas militares dicen que Rusia espera tomar completamente la asediada región industrial del Donbás, en el este de Ucrania, donde separatistas prorrusos se han enfrentado al gobierno ucraniano desde 2014, antes de la llegada de cualquier armamento estadounidense que pudiera alterar el curso de la guerra. El Pentágono informó la semana pasada que tomará al menos tres semanas llevar esas armas al campo de batalla.

Ucrania señaló que los misiles dirigidos a la capital impactaron un taller de reparación de trenes. En otras partes, ataques aéreos rusos en la ciudad oriental de Druzhkivka destruyeron edificios y causaron la muerte de al menos una persona, informó un funcionario ucraniano. Los residentes narraron que caminaban bajo el sonido de los impactos de los misiles, y con escombros y vidrios cayendo a su alrededor.

“Era como en una película de terror”, dijo Svitlana Romashkina.

El Ministerio de Defensa de Rusia señaló que se usaron misiles de precisión lanzados desde el aire para destruir talleres en la región de Donetsk, en el este de Ucrania, incluyendo Druzhkivka, donde se reparaba equipamiento militar dañado.

En tanto, el Estado Mayor de Ucrania dijo que las fuerzas rusas lanzaron cinco misiles crucero X-22 desde el Mar Caspio hacia Kiev, uno de los cuales fue destruido por sistemas antiaéreos. Los otros cuatro impactaron “instalaciones de infraestructura”, pero no hubo víctimas, señalaron autoridades ucranianas.

El operador de plantas nucleares Energoatom indicó que un misil crucero pasó cerca de la planta de Pivdennoukrainsk, ubicada 350 kilómetros (220 millas) al sur, aparentemente mientras se dirigía a Kiev. Advirtió que podría haber ocurrido una catástrofe nuclear en caso de que incluso un fragmento del proyectil hubiera impactado la instalación.

Los misiles que impactaron Kiev destruyeron tanques T-72 suministrados por naciones del este de Europa y otros vehículos blindados, indicó el Ministerio de Defensa ruso en Telegram.

Posteriormente, la autoridad ferroviaria llevó a los reporteros en una visita guiada por la planta de reparación de vagones ferroviarios en el este de Kiev que recibió el impacto de cuatro misiles. La autoridad aseguró que no había equipo militar almacenado en el lugar, y periodistas de The Associated Press no vieron remanentes militares en el lugar.

“No había tanques, y ustedes pueden ser testigos de eso”, indicó Serhiy Leshchenko, asesor de la presidencia ucraniana.

Sin embargo, un asesor gubernamental dijo en televisión nacional que también se registraron ataques contra infraestructura militar. Reporteros de la AP vieron un edificio en llamas en una zona ubicada cerca del taller ferroviario destruido. Dos residentes de ese distrito señalaron que el almacén del que salía humo formaba parte de una instalación de reparación de tanques. Policías que bloqueaban el acceso al lugar dijeron a un reportero de la AP que las autoridades militares prohibieron tomar fotografías del lugar.

En una entrevista televisiva transmitida el domingo, Putin arremetió contra la entrega de armas de Occidente a Ucrania, asegurando que su finalidad es prolongar la guerra.

“Todo este alboroto en torno a la entrega adicional de armas, en mi opinión, sólo tiene un objetivo: prolongar el conflicto armado lo más posible”, declaró el mandatario. Insistió en que era poco probable que este tipo de suministros cambie la situación militar para el gobierno de Ucrania, del que dijo únicamente estaba compensando la pérdida de cohetes similares.

Si Kiev recibe cohetes de mayor alcance, añadió, Moscú “sacará las conclusiones apropiadas y usaremos nuestros medios de destrucción, de los cuales tenemos muchos, a fin de atacar esos objetivos que no hemos atacado aún”.

Estados Unidos se ha abstenido de ofrecerle a Ucrania armas de largo alcance que pudieran llegar a lo profundo del territorio ruso. Pero los cuatro Sistemas de Cohetes de Artillería de Alta Movilidad, de mediano alcance, incluidos en el paquete de seguridad cuentan con lanzadores móviles que les permiten a los soldados atacar un objetivo y alejarse rápidamente, lo que podría resultar útil contra la artillería rusa en el campo de batalla.

El diario español El País reportó el domingo que España planeaba suministrar a Ucrania misiles antiaéreos y hasta 40 tanques de batalla Leopard 2 A4. El Ministerio de Defensa español no comentó sobre el reporte.

Antes el ataque del domingo en la mañana, Kiev no había enfrentado este tipo de ofensiva rusa desde la visita del secretario general de las Naciones Unidas, António Guterres, el 28 de abril. El arribo de los cohetes activó las sirenas antiaéreas y dejó en evidencia que Rusia aún cuenta con la capacidad y la disposición de lanzar ataques contra el corazón de Ucrania, a pesar de reenfocarse en sus intentos por capturar territorio ucraniano en el este.

En los últimos días, las fuerzas rusas se han concentrado en tomar las ciudades orientales de Sievierodonetsk y Lysychansk. El domingo continuaron con su avance, lanzando ataques aéreos y de misiles sobre ciudades y poblados en el Donbás.

En las ciudades de Sloviansk y Bakhmut fue posible ver a vehículos militares ingresar a toda velocidad provenientes del frente de batalla. Decenas de médicos militares y ambulancias trabajaron para evacuar a civiles y soldados ucranianos, y un hospital atendía a heridos, muchos lesionados por artillería rusa.

Las fuerzas armadas británicas señalaron en su actualización diaria de inteligencia que los contraataques ucranianos en Sievierodonetsk “posiblemente están haciendo mella en el impulso operacional que las fuerzas rusas habían conseguido previamente al concentrar potencia y unidades de combate”. Previamente, los soldados rusos habían logrado una serie de avances en la ciudad, pero los combatientes ucranianos los han obligado a replegarse en los últimos días.

___

Los periodistas de The Associated Press David Keyton y Hanna Arhirova, en Kiev, contribuyeron a este despacho.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.