Irán derribó el avión ucraniano: el misil bajo sospecha, de corto alcance, rápido y letal

Gerry Doyle

LONDRES (Reuters).- Horas antes de que Irán admitiera que derribó "por error" el avión comercial ucraniano que se estrelló en Teherán, el gobierno ucraniano había informado que investigaba informes que señalan la presencia de restos de un misil Tor-M1 de fabricación rusa, que podría haber sido el proyectil que desencadenó la tragedia aérea.

El Tor, al que la OTAN también llama SA-15 Gauntlet, es un sistema de corto alcance y altitud media-baja, que combina en un único vehículo oruga un lanzamisiles y un radar.

Hoy, el comandante de la Fuerza Aeroespacial del Cuerpo de la Guardia Revolucionaria, el general Amir Ali Hajizadeh, confirmó que el avión fue derribado por "un misil de corto alcance que explotó al lado de la aeronave" y que por ese motivo el Boeing 737 continuó volando durante algunos minutos. "Explotó cuando tocó el suelo", precisó el militar iraní.

El sistema del Tor está diseñado para ser móvil y letal contra objetivos a una altitud de hasta 6000 metros y con un alcance de 12 kilómetros, según la Federación de Científicos Estadounidenses, que se ocupa de investigar "amenazas catastróficas a la seguridad nacional e internacional".

Los aviones militares y misiles de crucero que el Tor está diseñado para destruir suelen estar equipados con reflectores antirradar y bengalas que actúan como señuelos para despistar a los misiles de guía infrarroja.

El vuelo 752 de Ukraine International Airlines, que se estrelló el miércoles, un Boeing 737-800, habría presentado un plan de vuelo y no tenía sistemas defensivos.

Según Michael Duitsman, investigador asociado del Instituto de Estudios Internacionales de Middlebury, es improbable que la tripulación del avión hubiese tenido tiempo de reaccionar ante un misil.

"Ni lo habrían visto venir", dice Duitsman. "Poco después del despegue, los pilotos seguramente estaban ocupados con otra cosa".

Para dar en el blanco, el operador de un misil Tor tiene que identificar el objetivo en la pantalla del radar y apuntar el misil para lanzarlo.

Los aviones comerciales tienen transpondedores, que son transmisores de radio que informan la identidad de la nave, su velocidad y altitud en una frecuencia internacionalmente acordada. Cuando el vuelo 752 se estrelló, a pocos kilómetros del aeropuerto, había varios otros aviones civiles en vuelo sobre la zona.

Todas esas naves habrían aparecido también en la pantalla del radar de la batería Tor, al igual que en el radar civil del aeropuerto.

Un exfuncionario europeo de defensa aérea que actualmente trabaja en tecnología de defensa misilística dijo que idealmente los planes de vuelo y los códigos del transpondedor de los vuelos civiles programados deben ser compartidos con las unidades militares estacionadas en cercanías del aeropuerto. Eso permite que el operador de la batería de misiles correlacione cada objeto del radar con un plan de vuelo y un código de transpondedor.

"Derribar a una aeronave hostil es fácil", afirma el funcionario, que prefiere preservar su anonimato debido a la sensibilidad del tema. "El verdadero desafío radica en identificar a la aeronave correcta", añadió.

Cómo funcionan

Los misiles Tor se guían por radar y vuelan a casi el triple de la velocidad del sonido. Eso significa que si son lanzados contra un blanco que está a cinco kilómetros, lo alcanzan en unos cinco segundos.

Los Tor tienen una pequeña ojiva de 15 kilos de explosivos detonantes, pero están diseñados para esparcir esquirlas de metal al explotar.

El Tor es uno de los sistemas de defensa aérea más modernos que tiene Irán, según Duitsman, y puede atacar dos objetivos al mismo tiempo con hasta dos misiles sobre cada uno. Cuando Irán los compró a Rusia, alrededor de 2005, "su potencia era tal que a Estados Unidos le preocupó esa venta", indica el experto.

Según un informe del año pasado del Centro de Estudios Estratégicos Internacionales, Irán tiene "un pequeño número" de sistemas Tor.

Un funcionario norteamericano informó que los datos disponibles muestran que cuando el avión llevaba dos minutos en el aire, el radar detectó las "firmas de calor" de dos misiles tierra-aire. A continuación se produjo una explosión cerca del avión en vuelo, según el funcionario. Al menos uno de los videos que circulan sobre el siniestro muestran una nave en llamas al estrellarse en Teherán.

Traducción de Jaime Arrambide