Toman precauciones cerca de planta nuclear ucraniana

·2  min de lectura
En esta imagen de archivo, un hombre recoge alambres de cobre en un mercado destruido por un bombardeo ruso, en Nikopol, Ucrania, el 22 de agosto de 2022. (AP Foto/Evgeniy Maloletka, archivo) (ASSOCIATED PRESS)

KIEV, Ucrania (AP) — Las autoridades ucranianas comenzaron a distribuir el viernes tabletas de yodo a las personas que viven cerca de una planta nuclear en Zaporiyia en caso de una fuga radiactiva, en medio de los temores crecientes de que los combates alrededor de la instalación puedan desencadenar una catástrofe.

En la víspera, la planta quedó desconectada temporalmente debido a que un incendio dañó una línea de transmisión. El incidente aumentó el temor a un desastre nuclear en un país que aún recuerda la tragedia de Chernóbil en 1986.

Por otra parte, se reportaron bombardeos continuos en el área durante la noche, y las imágenes satelitales de Planet Labs mostraron incendios alrededor del complejo, la planta nuclear más grande de Europa, durante los últimos días.

Las tabletas de yodo, que ayudan a la glándula tiroides a no absorber yodo radiactivo en caso de un accidente nuclear, fueron distribuidas en la ciudad de Zaporiyia, a unos 45 kilómetros (27 millas) de la planta.

La agencia de energía atómica de la ONU trata de enviar un equipo para inspeccionar y ayudar a asegurar la planta. Las autoridades dijeron que los preparativos para el viaje estaban en marcha, pero no estaba claro cuándo podría llevarse a cabo.

La planta de Zaporiyia está ocupada por las fuerzas rusas, pero la operan trabajadores ucranianos desde los primeros días de la guerra, que cumplió seis meses el 26 de agosto.

Ucrania y Rusia se culpan mutuamente por los daños en la línea de transmisión que el jueves desconectaron a la planta de la red eléctrica.

La planta requiere energía para hacer funcionar los sistemas de enfriamiento vitales de los reactores. Una pérdida de refrigeración podría conducir a una fusión nuclear.

Ukrenergo, el operador del sistema de transmisión de Ucrania, informó el viernes que dos líneas principales dañadas que suministran electricidad a la planta habían reanudado su funcionamiento, lo que garantiza un suministro de energía estable.

La agencia de energía nuclear del país, Energoatom, dijo que la planta había sido reconectada a la red y estaba produciendo electricidad “para las necesidades de Ucrania”.

“¡Los trabajadores nucleares de la planta de energía de Zaporiyia son verdaderos héroes! Defienden incansable y firmemente la seguridad nuclear y radiológica de Ucrania y de toda Europa sobre sus hombros”, dijo la agencia en un comunicado.

Las preocupaciones sobre el sitio han repercutido en toda Europa.

El presidente francés, Emmanuel Macron, dijo que se debe permitir que la visita de la Agencia Internacional de Energía Atómica de la ONU se lleve a cabo “muy rápidamente”, y advirtió: “La energía nuclear civil no debe ser un instrumento de guerra”.