La misión de la OEA pide a los bolivianos que entreguen material electoral en su poder

Una concentración convocada por la Comisión Nacional de Defensa de la Democracia (CONADE) en Santa Cruz, Bolivia, el 4 de noviembre de 2019, en la tercera semana de huelga cívica contra el resultado de las elecciones bolivianas (AFP | Daniel Walker)

La misión de la OEA que audita las elecciones en Bolivia pidió este lunes a los ciudadanos bolivianos que entreguen la "información y documentación" que posean sobre estos cuestionados comicios en que fue reelegido el presidente Evo Morales.

"El equipo técnico de la Secretaría General de la Organización de los Estados Americanos (OEA) abre canales para recibir información y documentación relativa a las elecciones del pasado 20 de octubre y sucesos poselectorales", dijo la misión en un comunicado.

La misión, no obstante, no menciona la posibilidad de que se haya extraviado material electoral, como actas de mesas o papeletas de votación.

Al día siguiente de los comicios del 20 de octubre fueron quemadas cinco oficinas electorales regionales por furiosos manifestantes que denunciaban un "fraude" en favor del presidente izquierdista indígena.

La misión pidió a los bolivianos que tengan informes o documentos electorales tomen contacto con ella para "coordinar la entrega de material".

Asimismo, el pedido de la misión de la OEA lleva a pensar que quiere ampliar sus fuentes de información más allá del cuestionado Tribunal Supremo Electoral (TSE), acusado por la oposición boliviana de fraguar el "fraude" en favor de Morales.

"Esta información será de utilidad para el análisis que los técnicos realizan en el país y que comprende una auditoría del cómputo oficial de los votos, la verificación de actas, aspectos estadísticos, verificación del proceso y cadena de custodia", que inició la auditoría hace cuatro días.

La oposición boliviana se opone a la auditoría de la OEA, pues cree que se trata de "una maniobra distraccionista para mantener a Morales en el poder".

La misión pretende entregar su informe preliminar de la auditoría en 20 días, tras iniciar su labor con el pie izquierdo por la sorpresiva renuncia de su jefe, el mexicano Arturo Espinosa, quien admitió que había publicado artículos críticos sobre Morales.

El equipo técnico se propone investigar, entre otros aspectos, la "autenticidad y confiabilidad de las actas de escrutinio, así como de los datos ingresados en el sistema de transmisión de resultados electorales preliminares (TREP) y en el sistema de cómputo oficial".

Además, investigará los sistemas informáticos de transmisión de resultados preliminares; el plan de custodia del material electoral; y el flujo de los resultados preliminares y del cómputo oficial.

"El equipo está conformado por más de 30 especialistas y auditores internacionales, entre ellos: abogados electorales, estadísticos, peritos informáticos, especialistas en documentos, en caligrafía, en cadena de custodia y en organización electoral", dijo la misión.