Misión humanitaria: anuncian la existencia de un cuerpo más en una tumba colectiva en Malvinas

·6  min de lectura
El equipo del Plan Proyecto Humanitario en Malvinas
El equipo del Plan Proyecto Humanitario en Malvinas

La Cruz Roja Internacional (CRI) informó hoy la “existencia de un cuerpo más en la tumba colectiva C.1.10”. Allí esperaban encontrar un cadáver ya identificado y tres más, pero la labor científica desarrollada determinó que estos últimos ascienden a cuatro, luego de realizados los primeros trabajos de exhumación en el Cementerio de Darwin como parte de la segunda parte del Plan Proyecto Humanitario (PPH2) de Malvinas, que ya identificó 115 de los 122 restos de soldados argentinos sepultados en las islas que estuvieron más de 35 años en tumbas anónimas, bajo el rótulo “soldado argentino solo conocido por Dios’'.

El anuncio lo hicieron esta tarde Laurent Corbaz, jefe del proyecto; Alexandre Formisano, jefe de la CRI para Argentina y el Cono Sur; y Luis Fondebrider, director de la Unidad Forense de la CRI, con un largo desempeño anterior al frente del Equipo Argentino de Antropología Forense (EAAF).

La misión se encuentra en las islas desde el 9 de este mes. Luego de la cuarentena obligatoria dispuesta por las autoridades de Malvinas, el lunes de esta semana comenzaron a trabajar en el Cementerio de Darwin. Allí se encuentran dos tumbas colectivas con restos no identificados en su totalidad. En la denominada C.1.10, en 1983 el entonces capitán del ejército británico Geoffrey Cardozo sepultó cuatros cuerpos y señaló en la lápida que allí estaban enterrados el “subalférez Ricardo Sánchez y tres soldados solo conocidos por Dios”. En el informe redactado por el militar, se señala la existencia de un cadáver identificado, el de Sánchez, y restos de tres cuerpos más. Pero se destaca el hallazgo de “partes” o “restos”, en lugar de hablar de cuatro cuerpos, dado el estado en que fueron encontrados. De hecho, según fuentes inglesas, el cuerpo y los restos de otros tres se encontrarían en una misma bolsa y féretro.

Ahora se comprobó que los restos en esa tumba pertenecerían a cuatro cuerpos, sumados al ya identificado subalférez.

El padre Ambrose bendice las tumbas
El padre Ambrose bendice las tumbas


El padre Ambrose bendice las tumbas

El problema se dio cuando el cementerio fue remodelado en 2004. En esa tumba colectiva aparecieron identificados equivocadamente los cuerpos de otros tres combatientes argentinos: Héctor Aguirre, Mario Luna y Luis Sevilla. Pero cuando se concretó la exhumación de más de 100 cuerpos, dando comienzo a la identificación programada en la misión humanitaria acordada por la Argentina y el Reino Unido y encargada a la Cruz Roja Internacional y al EAAF, se potenció la hipótesis de que, casi con seguridad, los restos de los tres miembros del Grupo Albatros de la Gendarmería Nacional habían sido hallados en otras tumbas anónimas. El helicóptero en el que viajaban cayó abatido en Monte Kent y explotó al tocar tierra.

Esto fue confirmado hoy, con el anuncio que detalló la existencia de esos cuerpos en “buen estado” teniendo en cuenta que se trata de partes esqueletizadas, ya que además de los 39 años que llevan sepultados “antes estuvieron mucho tiempo a la intemperie”, señaló Fondebrider.

El director de la Unidad Forense de la CRI destacó nuevamente “el excelente trabajo realizado por Geoffrey Cardozo en 1983”, cuando el militar inglés recogió e identificó la mitad de los cuerpos de los soldados argentinos y dejó un informe que tuvo un valor fundamental para la realización de la misión humanitaria.

Las muestras de los cuerpos viajarán en un vuelo privado que partirá el martes de la semana próxima a la ciudad de Córdoba, para realizar los cruces de ADN con las muestras que dejaron sus familiares que aún buscan identificar los restos de sus seres queridos fallecidos durante el conflicto bélico. “El vuelo fue autorizado por el gobierno de las islas”, remarcó Corbaz, recordando que no existen vuelos directos autorizados entre la Argentina y las Malvinas salvo las excepciones, como esta, por razones humanitarias.

El posible cuerpo en Teal Inlet

Respecto del posible hallazgo de un cuerpo en la zona de Teal Inlet (Caleta Trullo) donde funcionó un hospital de campaña de las fuerzas inglesas, la Cruz Roja informó que recién mañana comenzarán a trabajar e investigar esa posibilidad en la zona.

Omar Brito
Captura


Omar Brito (Captura/)

Esta posibilidad se dio a partir de que un médico inglés, que actuó en ese lugar durante la guerra, denunciara el año pasado durante un contacto con el gobernador de las islas que en Teal Inlet descansaban los restos de uno o más soldados argentinos que no habían sido relevados en ningún informe posterior a la culminación del conflicto bélico. Luego de la denuncia, el gobierno isleño anunció que iban a “continuar con los esfuerzos para determinar si estos informes son correctos o no” y llevó el tema a las autoridades argentinas y al Comité Internacional de la Cruz Roja, para determinar los pasos por seguir. También describieron el trabajo como “una investigación policial en curso” e instaron a los habitantes de las islas a “contactarse con los investigadores, si es que cuentan con información relevante que aporte al caso”.

Consultado entonces por LA NACION respecto a esta posible tumba de guerra no hallada en su momento, Cardozo señaló : “En febrero de 1983, cuando estábamos en plena tarea de exhumación e identificación de los cuerpos, envié a la mitad de mi equipo a Teal Inlet a investigar la posibilidad de que se encontraran más tumbas en la zona, pero volvieron a Puerto Argentino sin novedad. De todos modos, como en esa zona funcionó un hospital de campaña de las fuerzas británicas y allí encontramos el cuerpo de un soldado argentino que identificamos, hay suficientes indicios para que el caso deba ser investigado”.

Ese hospital, donde trabajó el médico inglés que realizó la denuncia, es vital como pista para los investigadores. El soldado identificado que menciona Cardozo, exhumado y luego sepultado en Darwin, es Ramón Omar Quintana, oriundo de Tucumán, integrante del Regimiento de Infantería N° 7. Quintana cayó herido en la batalla de Monte Longdon y fue trasladado a Caleta Trullo junto a otros soldados argentinos, entre quienes se encontraba su compañero, el soldado Omar Brito. Según testigos, Quintana y Brito murieron producto de sus heridas en ese hospital de campaña y luego fueron sepultados en tumbas de guerra. Quintana fue exhumado e identificado en febrero de 1983 por Cardozo antes de volver a enterrarlo en Darwin; de Omar Brito se perdió toda información, a pesar de que en su recorrido y últimas horas como herido de guerra estuvo cerca de Quintana.

Por lo tanto, sería probable que, de encontrarse un cuerpo en Caleta Trullo 39 años después, pertenezca a Brito. Pero esa parte de la historia comenzará a escribirse mañana cuando la CRI comience a trabajar en el territorio.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.