Misas de Semana Santa sólo tendrán el 25% de aforo en Querétaro

·2  min de lectura

QUERÉTARO, Qro., marzo 25 (EL UNIVERSAL).- La Diócesis de Querétaro dio a conocer que deberán respetarse las restricciones de ingreso a los templos marcadas por la pandemia, de tal forma que no se admitirá a fieles cuando se alcance el cupo máximo permitido de 25% de aforo. Agregó que todas las misas se podrán seguir a través de las redes sociales.

Martín Lara Becerril, vicario general de la Diócesis de Querétaro, detalló que las misas del Domingo de Ramos también se transmitirán por redes sociales de la Iglesia y en las del obispo Fidencio López Plaza.

Entre las que se transmitirán estará la Misa Crismal, a realizarse el 31 de marzo; la ceremonia la oficiará el obispo ante los sacerdotes, quienes bendecirán los óleos y renovarán sus promesas sacerdotales; sólo asistirán los representantes de las parroquias.

La Semana Mayor, o Semana Santa, será del 28 de marzo al 3 de abril, por lo que se hizo el llamado a que esos días vacacionales se tomen con prudencia y no se generen acciones que puedan poner en riesgo la salud propia o la de los demás.

Otro momento importante es el recorrido que el Jueves Santo realizan los fieles a siete templos para recordar el periplo de Jesús antes de ser crucificado.

Este es el segundo año consecutivo en el que la pandemia de Covid-19 impedirá que se realicen tanto las visitas como los viacrucis vivientes.

Soriano. Martín Lara Becerril recordó que desde este viernes y durante todo el fin de semana mantendrá cerradas sus puertas la Basílica Menor de Soriano, en Colón, para evitar la presencia de fieles, quienes en otros años acudían en diversas peregrinaciones para visitar a la Virgen con motivo del Viernes de Dolores.

Agregó que el cierre de ese templo no impide que se mantenga viva la profesión de la fe, pues todas las misas que se celebren en Soriano las transmitirá la Basílica a través de su página de Facebook.

El vicario dijo que los fieles también pueden crear un altar en honor a la Virgen de los Dolores en sus casas y preparar agua de chía, a la que los católicos llaman "lágrimas de la Virgen".

"Invitamos a todos a celebrar a nuestra Patrona Diocesana desde el hogar (…) les recomendamos encarecidamente no asistir de modo presencial a la Basílica de Nuestra Señora de los Dolores de Soriano", remarcó.