Mire lo que pasa cuando una mamá osa y su osezno se acercan a esta casa en la Florida

·2  min de lectura
Florida Fish and Wildlife Commission photo/file

Un osezno en Naples, Florida, se comportó el otro día más bien como un gato curioso.

Los alarmados vecinos de la comunidad de Stonecreek vieron al pequeño con su madre el lunes por la mañana merodeando por las calles.

Yesenia Valido, vecina de Naples, vio a los dos animales junto a su unidad de aire acondicionado.

En el video facilitado a la emisora local NBC-2, se puede ver a la mamá y a su osezno olfateando por la propiedad.

“¡Solo en Naples!”, se ríe la dueña de la casa tras la cámara, refiriéndose a la página de Instagram de estilo de vida que muestra las rarezas locales que ocurren en la zona.

El pequeño, con las orejas aguzadas, se acerca entonces a la ventana y se coloca en la cornisa sobre sus ancas, asomándose al interior.

“Vaya”, dice la mujer. “Dios mío”.

Si ve un oso en su vecindario, no se acerque a él ni lo alimente, dice la Comisión de Conservación de la Peces y la Vida Silvestre de la Florida (FWC). Asegure la basura para que no huelan la comida y se acerquen a su casa.

“Cuando la gente da de comer a los osos, con o sin intención. tanto las personas como los osos salen perdiendo”, dice la agencia en su portal digital.

A pesar de lo lindo que era el osezno, pudiera hacerle daño o causar grandes daños a la propiedad. La madre definitivamente lo haría.

“Los osos son animales salvajes y deben ser respetados”, dice la FWC. “Aunque suelen ser animales tranquilos y tímidos, tienen el potencial de dañar gravemente o matar a las personas”.

Los ataques a personas son extremadamente raros en la Florida, pero la gente ha sido mordida y arañada por aquellos osos que se defienden a sí mismos, a sus bebés o a la comida.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.