Minutas de la Fed ponen de manifiesto su voluntad de dejar pasar la inflación que se avecina

·3  min de lectura
Imagen de archivo de la sede central de la Reserva Federal en Washington, EEUU.

WASHINGTON, 17 feb (Reuters) - De cara a una economía que sufre y podría necesitar tiempo para recuperarse, los funcionarios de la Reserva Federal debatieron el mes pasado cómo sentar las bases para que el público acepte una mayor inflación, según las actas de la reunión de política monetaria del banco central estadounidense del 26 y 27 de enero.

Las autoridades también discutieron la necesidad de "permanecer vigilantes" a las señales de tensión en los mercados de activos, la percepción de la inflación por parte de la población y las incidencias de las plataformas de compraventa de acciones al por menor tipo Robinhood.

Los funcionarios de la Fed dijeron que seguían dispuestos a mantener su política monetaria laxa para ayudar a sanar un mercado laboral en dificultades.

Ante la previsión de un repunte de algunos precios esta primavera boreal, "muchos participantes subrayaron la importancia de distinguir entre esos cambios puntuales en los precios relativos y los cambios en la tendencia subyacente de la inflación", según las minutas, publicadas el miércoles.

En su afán por explicar la diferencia al público, "los participantes hicieron hincapié en la importancia de abstraerse de los factores temporales que afectan a la inflación, como los bajos niveles de precios pasados que se salen de las medidas" y las tendencias de precios más persistentes, según las minutas.

Otros se mostraron preocupados por la posibilidad de que surjan tensiones en el sistema financiero.

"Unos pocos participantes afirmaron que sería importante mantenerse vigilantes para garantizar que el sistema bancario siga siendo sólido y resistente", y algunos mencionaron el aumento del valor de los activos "que podría haberse visto afectado por la negociación de inversores minoristas a través de plataformas electrónicas".

Aun así, "los participantes observaron que la economía estaba lejos de alcanzar el objetivo del Comité (Federal de Mercado Abierto) del máximo empleo, y que incluso con un ritmo rápido de mejora en el mercado laboral, alcanzar la meta llevaría algún tiempo", según las minutas.

La Fed hizo pocos cambios en su comunicado de política monetaria en su última reunión de enero y no emitió nuevas previsiones económicas.

El banco central estadounidense se ha comprometido a mantener su tasa de interés clave a un día cerca de cero hasta que la inflación esté "en camino de superar moderadamente" su objetivo del 2% y el mercado laboral se acerque al "máximo empleo", una promesa que probablemente mantendrá las tasas bajas durante años.

Además, la Fed ha prometido seguir comprando 120.000 millones de dólares de bonos del Estado al mes hasta que se produzcan "nuevos avances sustanciales" hacia sus objetivos de inflación y empleo.

Teniendo en cuenta que la economía se ha detenido en los últimos meses, esto puede significar que la política de la Reserva Federal se mantendrá en gran medida en suspenso durante un largo tiempo, y los funcionarios, en recientes declaraciones públicas, han hecho hincapié en que no tienen prisa por abandonar el modo de lucha contra la crisis.

(Reporte de Howard Schneider; Editado en español por Javier López de Lérida)