Cómo es el minucioso trabajo de los drones para recuperar terreno en Ucrania

·2  min de lectura
Ucrania intenta su contraofensiva con drones
Ucrania intenta su contraofensiva con drones - Créditos: @Captura TV

KIEV.- “Dispara cuando estés listo”, dice Maverick al ver un vehículo blindado escondido en las trincheras.

No se trata del personaje de Top Gun. Es el seudónimo con el que se hace llamar un miembro de las fuerzas de operaciones especiales de Ucrania para ocultar su identidad.

Está cerca de Kherson, apenas a 3 kilómetros de distancia de las tropas rusas. Y, con los ojos pegados a un monitor, opera un dron. Su tarea y la de su equipo es identificar objetivos potenciales y transmitir sus coordenadas. Luego vigilan y dirigen el fuego.

Durante semanas, las fuerzas armadas de Ucrania hablaban de lanzar una contraofensiva en el sur del país. Ahora, un oficial de alto rango le ha contado a la BBC que su objetivo es recuperar la ciudad de Kherson en unas semanas.

Pero, en lugar de hacer un ataque a gran escala, se espera una estrategia distinta donde entra en juego el uso de pequeños drones.

“Esta es una guerra de artillería, armas de alta tecnología y mentes. El soldado aún juega un papel importante, pero el éxito depende principalmente de los cohetes, la artillería y los ataques aéreos”, dice el mayor general Dmytro Marchenko, quien organizó con éxito la defensa de la ciudad sureña de Mykolaiv del ataque ruso la primavera pasada.

Los puentes sobre el río Dniéper han sido atacados reiteradas veces. También hubo explosiones en la base áerea y en un depósito de municiones en Crimea. Parece parte del mismo plan, aunque Ucrania no ha reconocido de modo oficial su participación en estos ataques.

Pero identificar esos objetivos y guiar los ataques de artillería es un trabajo peligroso. Maverick y su equipo monitorean de cerca y en conjunto con la artillería. En determinado momento se fijan en un vehículo ruso que creen que puede estar bloqueando las señales de comunicación ucranianas.

Después de muchas vueltas, apenas pueden acercarse. Y las tropas rusas responden. Llueven miles de misiles en los alrededores. También activan un sistema de guerra de interferencia de señales electrónicas: los drones se vuelven incontrolables.

Maverick y su compañero de equipo están tratando desesperadamente de recuperarlos.

Los soldados sobreviven ilesos al ataque, pero han perdido uno de sus drones.

Por Abdujalil Abdurasulov

BBC Mundo