Minoristas abrirán primero que salones de belleza y gimnasios en California

Agencia EFE

Los Ángeles 28 abr (EFE News).- Negocios que presentan un menor riesgo de propagación del coronavirus serán los primeros en abrir en California, y algunos estudiantes podrán volver a clases en verano, dijo este martes el gobernador Gavin Newsom al presentar el plan con el que relajará las restricciones, un proceso que en palabras del demócrata llevará "meses".

Las tiendas minoristas, las manufactureras y las pequeñas empresas que atienden pocos clientes en persona fueron los seleccionadas para abrir su puertas como parte de la estrategia de cuatro fases anunciada hoy.

Actualmente el estado se encuentra en la primera fase enfocada en proporcionar seguridad económica para los trabajadores de bajos ingresos, dar oportunidades a restaurantes de diversificar su negocio y estimular las medidas de seguridad en negocios esenciales a trabajadores y consumidores.

Asimismo, incrementar el número de pruebas de COVID-19 y el rastreo de casos.

En la segunda fase, que podría comenzar en algunas semanas, también se considera relajar las medidas para las escuelas, lo que permitiría a algunas instituciones educativas realizar clases de verano, e incluso iniciar el próximo año escolar más temprano.

Más de 6,1 millones de estudiantes en California están tomando clases desde sus casas desde la mitad de marzo, cuando se implantaron las medidas de emergencia para contener el brote.

El plan del demócrata también permitiría que más centros de cuidado infantil reanuden operaciones.

Newsom, quien enfrenta al menos dos demandas de dueños de pequeños negocios y varias protestas de sectores conservadores para que reabra el estado, subrayó en la conferencia de prensa que no cederá a las presiones. "La política no impulsará nuestra toma de decisiones. Las protestas no impulsarán nuestra toma de decisiones", advirtió el gobernador.

"La ciencia, los datos y la salud pública impulsarán nuestra toma de decisiones", subrayó.

También advirtió que los empleadores deberán garantizar las condiciones de seguridad en el lugar de trabajo para poder reabrir sus puertas.

La tercera fase incluye la reapertura de negocios de mayor riesgo, que requieren una proximidad cercana a otras personas, lo que incluye salones de belleza, gimnasios, salas de cine, eventos deportivos sin audiencias en vivo, servicios religiosos en persona.

La última etapa significaría la finalización de la orden de quedarse en casa, lo que permitiría la reapertura de salas de conciertos, centros de convenciones, eventos deportivos con audiencias en vivo.

Sin dar una fecha exacta, Newsom dijo que pasar de la primera etapa a la segunda, significará "semanas, no meses". Sin embargo, las etapas 3 y 4 demorarán meses, insistió.

California fue el primer estado en declarar el confinamiento en el país el pasado 19 de marzo. Con cerca de 40 millones de habitantes, el Estado Dorado ha registrado 45.031 casos positivos de COVID-19, y los decesos de infectados con el virus rozan las 1.800, dijo el gobernador.

(c) Agencia EFE