Ministros de países vecinos visitan Esuatini por las protestas prodemocracia

·3  min de lectura

Johannesburgo, 4 jul (EFE).- Una delegación de ministros de países del sur de África, en representación de la Comunidad para el Desarrollo de África Meridional (SADC), visita este domingo Esuatini por la grave oleada de protestas que vive el país y cuya represión, según organizaciones humanitarias, causó ya al menos 20 muertos.

El primer ministro suazi, Themba Masuku recibió esta mañana a los representantes de la SADC, encabezados por el ministro de Asuntos Exteriores de Botsuana, Lemohang Kwape.

"SACD está lista para apoyar al pueblo del Reino de Esuatini en su misión de traer la paz y la calma", señaló Kwape durante la recepción oficial, según un comunicado difundido por el Gobierno suazi a través de las redes sociales.

Por su parte, Masuku reiteró que la meta del país es garantizar "la paz y la estabilidad" y dijo que el Gobierno ha formado un equipo, liderado por el ministro de Exteriores suazi, para trabajar con la SADC.

La decisión de enviar esta misión ministerial había sido anunciada el pasado viernes por el presidente de Botsuana, Mokgweetsi Masisi, quien es el actual líder de la denominada Troika de SADC para Política, Defensa y Seguridad (uno de los dos órganos de membresía rotativa que definen las decisiones de esta alianza de 16 países del África austral).

"La SADC llama a individuos, grupos y organizaciones que tienen reclamaciones a desistir de los actos de violencia, mientras que también urge a los servicios de seguridad a ejercer la contención en su respuesta para restaurar el orden y la normalidad", indicó la alianza de naciones australes en su mensaje del viernes.

PROTESTAS PRODEMOCRACIA EN LA ÚLTIMA MONARQUÍA ABSOLUTA DE ÁFRICA

Una oleada de protestas prodemocracia sacude desde hace semanas Esuatini para exigir reformas políticas y clamar contra la brutalidad con la que se reprime cualquier intento de disidencia en la última monarquía absoluta de África.

Las movilizaciones se tornaron especialmente violentas desde el pasado lunes, con saqueos, quema de camiones, campos e inmuebles y graves enfrentamientos entre manifestantes y fuerzas de seguridad.

En respuesta, el Gobierno ordenó un toque de queda, cortó internet y desplegó al Ejército en las calles.

Según datos recopilados por la organización Amnistía Internacional, al menos 20 personas murieron a manos de las fuerzas de seguridad y unas 150 tuvieron que ser hospitalizadas, pero los fallecidos totales de esta oleada de protestas podrían ser "docenas".

Esuatini se encuentra bajo el mando absoluto de Mswati III desde 1986 y cuenta con poco más de un millón de habitantes, en su mayoría jóvenes.

Casi el 60 % de su población rural (la gran mayoría del país) vive con recursos por debajo de la línea de la pobreza, según datos del Banco Mundial.

La situación social contrasta, sin embargo, con el nivel de vida de lujo del que goza Mswati III y su extensa familia.

En abril de 2018, el propio monarca decidió cambiar el nombre oficial del país, sustituyendo el nombre en inglés Swazilandia (Suazilandia) por Eswatini (Esuatini), que en la lengua local significa "el lugar de los suazi" (etnia mayoritaria).

Además de la falta de derechos y libertades a nivel político, el país afronta altos niveles de pobreza y una alta prevalencia de problemas sanitarios como la tuberculosis y el VIH.

(c) Agencia EFE

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.