Los ministros del Interior de la UE tratan mañana el aumento de llegadas de migrantes

Bruselas, 24 nov (EFE).- Los ministros de Interior de la Unión Europea se reúnen este viernes en un Consejo extraordinario para tratar de dar un nuevo impulso a la negociación del pacto migratorio, en respuesta al aumento de las llegadas de migrantes irregulares a la UE a través de todas las rutas.

La cita de los ministros, a la que asistirá el titular español Fernando Grande-Marlaska, tendrá lugar después de la reciente disputa entre Francia e Italia por la negativa de Roma a dejar desembarcar al buque de la ONG Ocean Viking.

El objetivo es "analizar las posibilidades de salir adelante juntos con unanimidad y unidad", teniendo en cuenta que "la situación en las diferentes rutas migratorias se está volviendo más compleja", indicaron fuentes europeas.

Solo a través de la ruta del Mediterráneo central 90.000 personas han llegado a la Unión este año, un aumento del 50 % con respecto al anterior, mientras que el crecimiento de las llegadas en la ruta de los Balcanes Occidentales ha sido del 170 %.

En la reunión de los ministros se abordará la situación de "todas las rutas migratorias", pero se hablará en particular de la del Mediterráneo central, explicaron las mismas fuentes.

La Comisión detallará a los ministros el plan de acción presentado esta semana para esa ruta, que incluye medidas destinadas a aumentar la cooperación con terceros países y organizaciones internacionales para prevenir las salidas de migrantes irregulares y mejorar las readmisiones.

El segundo pilar del plan es un enfoque más coordinado en el ámbito de las operaciones de búsqueda y salvamento en el mar y el tercero, reforzar la aplicación del mecanismo europeo de solidaridad voluntaria para ayudar a los países que reciben mayores flujos.

Aunque a través de ese mecanismo pactado el pasado junio los Estados miembros han planteado más de 8.000 ofertas para reubicar en sus territorios a migrantes, solo se han producido hasta ahora poco más de cien traslados.

En la reunión se tratará de "facilitar el debate entre los Estados miembros sobre los eventos que requieren atención", pero no se espera que este viernes haya decisiones ni compromisos, indicaron las mismas fuentes.

Se trata de una reunión preparatoria, con vistas a la reunión formal que los ministros de Interior celebrarán el próximo 8 de diciembre.

Fuentes diplomáticas indicaron que aparte de "contribuir a superar" el pulso entre Francia e Italia, cuyo peor momento ya pasó, la cita del viernes servirá para "atraer la atención sobre la migración que viene del sur".

El rechazo de Roma a acoger al Ocean Viking provocó una crisis diplomática e hizo que París anunciara la suspensión de las 3.500 reubicaciones que tenía comprometidas.

Desde París se exigió a continuación una iniciativa europea para mejorar el control de las fronteras externas y la solidaridad.

(c) Agencia EFE