Los ministros del G7 apelan al Ejército a devolver el poder al Gobierno birmano

Londres, 3 feb (EFE).- Los ministros de Exteriores de los países que integran el G7 expresaron su preocupación por el golpe de Estado militar del pasado lunes en Birmania y apelaron al Ejército a restituir el poder al Gobierno democráticamente elegido en ese país.

"Estamos muy preocupados por el arresto de responsables políticos y activistas de la sociedad civil", así como por los ataques a la prensa en Birmania, señalan en un comunicado conjunto los jefes de la diplomacia de Alemania, Canadá, EE. UU., Francia, Italia, Japón, Reino Unido y la Unión Europea (UE).

Tras condenar el golpe de Estado militar, en la misma nota los cancilleres del Grupo de los Siete países más desarrollados (G7) apelan al Ejército a "poner fin inmediatamente al estado de emergencia, restituir el poder al Gobierno elegido democráticamente, liberar a todas la personas detenidas de forma injustificada y respetar los derechos humanos y el Estado de derecho".

Califican de "extremadamente preocupantes" las restricciones impuestas por el Ejército al flujo de informaciones y subrayan que deben respetarse los resultados de las elecciones del pasado noviembre.

La población no debe ser objeto de represalias, prosigue la nota, en la que los ministros piden que se garantice el acceso humanitario a Birmania para que las personas más vulnerables puedan recibir asistencia.

"Estamos con la población birmana, que aspira a un futuro democrático", concluyen.

(c) Agencia EFE