Ministros del G-7 tratan de convencer a Rusia de que abandone a Assad

Por Crispian Balmer y Steve Scherer
Imagen cedida a Reuters del presidente de Siria, Bashar al-Assad, en una entrevista con el diario croata Vecernji List en Damasco, abr 6, 2017. Los ministros de Relaciones Exteriores del Grupo de los Siete Países más Industrializados del mundo (G-7) se reunieron en Italia el lunes e intentaron presionar a Rusia para que rompa sus vínculos con el presidente de Siria, Bashar al-Assad. SANA/Handout via REUTERS, ATENCIÓN IMAGEN CEDIDA A REUTERS COMO UNA CORTESÍA Y ES SOLO DE USO EDITORIAL. REUTERS NO PUEDE COMPROBAR DE MODO INDEPENDIENTE ESTA IMAGEN

Por Crispian Balmer y Steve Scherer

LUCCA, Italia (Reuters) - Los ministros de Relaciones Exteriores del Grupo de los Siete Países más Industrializados del mundo (G-7) se reunieron en Italia el lunes e intentaron presionar a Rusia para que rompa sus vínculos con el presidente de Siria, Bashar al-Assad.

El ataque con misiles estadounidense contra una base aérea siria la semana pasada, en respuesta a un supuesto ataque de las fuerzas de Assad con armas químicas contra civiles en una región controlada por rebeldes, aumentó las expectativas de que el presidente Donald Trump está listo para adoptar una postura más dura de lo previsto con Rusia.

El secretario británico de Asuntos Exteriores, Boris Johnson, dijo a periodistas que la reputación de Rusia está siendo opacada por su continuo respaldo a Assad y sugirió, junto a Canadá, que podrían endurecerse las sanciones contra Moscú si sigue apoyando a Assad.

No está claro cuánto pueda presionar a Rusia el secretario de Estado de Estados Unidos, Rex Tillerson, cuando viaje el martes a Moscú.

"Lo que estamos tratando de hacer es dar a Rex Tillerson el mandato más claro posible como Occidente, Reino Unido, todos nuestros aliados aquí, para decir a los rusos 'esta es su elección: permanezcan con este tipo, con ese tirano, o trabajen con nosotros para hallar una mejor solución'", comentó Johnson tras reunirse con Tillerson.

Rusia rechazó acusaciones de que Assad haya usado armas químicas contra su propio pueblo y ha dicho que no cortará sus vínculos con el mandatario sirio, que enfrenta una guerra de seis años que ha arrasado con el país.

"Volver a los seudointentos de resolver la crisis repitiendo mantras de que Assad debe dimitir no puede ayudar a mejorar las cosas", dijo el lunes el portavoz del presidente ruso Vladimir Putin, Dmitry Peskov.

La lucha contra el terrorismo, las relaciones con Irán y la inestabilidad en Ucrania también están en la agenda de la reunión que concluirá el martes.

(Editado en español por Patricio Abusleme)