Ministros bolivianos cesados por censura parlamentaria vuelven a sus carteras

Agencia EFE
·2  min de lectura

La Paz, 20 oct (EFE).- La presidenta interina de Bolivia, Jeanine Áñez, volvió a nombrar este martes como ministros transitorios de Gobierno (Interior) y de Educación a Arturo Murillo y Víctor Hugo Cárdenas, respectivamente, un día después de haberles sustituido tras ser censurados por el Parlamento en el que tiene mayoría el partido de Evo Morales.

Murillo y Cárdenas volvieron a jurar el cargo en un acto en el Palacio de Gobierno de La Paz, en el que Áñez les pidió que le acompañen "a cerrar esta gestión de modo correcto y pensando siempre en la democracia y en el país".

La mandataria transitoria aseguró en su discurso que su Gobierno cumplió con al menos tres "grandes tareas", como enfrentar la pandemia de la covid-19, iniciar la recuperación de la economía tras la crisis que dejó la cuarentena y sostener la democracia con "pacificación" y unas elecciones generales "transparentes y limpias".

"Ahora queda entregar el mando en el marco de lo que señala la Constitución y lo entregaremos con la normalidad y la cortesía propias de una Bolivia que ha consolidado su democracia", añadió.

El presidente de la Cámara de Diputados, Sergio Choque, del MAS, expresó su malestar por la restitución de los ministros y la consideró "una nueva burla al pueblo boliviano".

Choque manifestó su deseo de que el Tribunal Constitucional se pronuncie prontamente sobre una ley aprobada por la Asamblea Legislativa que reglamenta la censura.

El Parlamento boliviano, con mayoría del Movimiento al Socialismo (MAS) de Evo Morales, censuró la semana pasada a Murillo y Cárdenas al considerar insuficientes las excusas de ambos para no presentarse a informar sobre temas concernientes a sus áreas, lo que obligó a que se los aparte del cargo.

El Ejecutivo transitorio difundió el lunes dos decretos anunciando la sustitución temporal de ambos por dos viceministros de sus respectivas carteras.

Las fricciones entre el Parlamento y el Gobierno interino han sido una constante desde que Áñez asumió la Presidencia transitoria en noviembre del año pasado.

Ambos poderes se acusan mutuamente de bloquear iniciativas y vulnerar normas.

En marzo pasado, el Parlamento censuró al ministro interino de Defensa, Luis Fernando López, provocando su alejamiento del cargo, pero a las pocas horas Áñez lo volvió a designar en esa cartera de Estado.

A partir de aquello, el Legislativo propuso una ley que reglamenta la censura, pero que todavía se mantiene en revisión constitucional.

Recientemente, el Parlamento objetó la designación del procurador general del Estado, Alberto Morales, por lo que se vio obligado a dejar el cargo, pero a los pocos días Áñez volvió a nombrar al destituido funcionario en el mismo puesto.

(c) Agencia EFE