Ministro sancionado dice que EEUU es un país de "falsa libertad de expresión"

Agencia EFE

Teherán, 23 nov (EFE).- El ministro iraní de Tecnología de la Información y Comunicaciones, Mohamad Yavad Azari Yahromí, sancionado el viernes por Estados Unidos por el bloqueo de internet en Irán debido a las protestas, aseguró que ese país es "una tierra de falsa libertad de expresión".

Yahromí aludió a que al exasesor de seguridad nacional estadounidense John Bolton le suprimieron la cuenta de Twitter tras su renuncia, en un mensaje en la red social publicado la medianoche del viernes al sábado.

"No soy el único miembro del club de personas sancionadas. Antes que yo, allí estaban las startups, los pacientes con cáncer y los niños con EB (epidermólisis bullosa) de Irán", denunció el ministro en referencia a los efectos de las sanciones impuestas el año pasado por Estados Unidos.

"Seguiré abogando por el acceso a internet y no permitiré que EE. UU. prohíba el desarrollo de Irán", aseveró, una declaración que contrasta con el bloqueo de internet impuesto por las autoridades iraníes en la última semana debido a la ola de protestas y disturbios desatada por el aumento del precio de la gasolina.

Yahromí dijo, no obstante, hace unos días que la decisión de bloquear o restaurar internet no dependía de su Ministerio sino del Consejo Supremo de Seguridad Nacional.

Pese a esto, el Gobierno estadounidense le sancionó ayer, alegando que "ayudó a cerrar internet para el pueblo iraní" y que es responsable de garantizar la conectividad, según el secretario de Estado, Mike Pompeo.

Pompeo criticó que los líderes del Gobierno iraní mantuvieron el acceso a internet y sus cuentas de redes sociales durante los últimos días, mientras que "privaron a su pueblo de estas herramientas básicas de expresión y comunicación".

Las autoridades iraníes comenzaron el jueves a restaurar el acceso a internet en las líneas fijas y solo en algunas provincias. La conectividad nacional ha ido aumentado gradualmente pero hasta ahora no supera el 20 %, según la plataforma Netblocks.

El hecho de que las redes sociales fueran el medio empleado entre el viernes y el sábado para organizar las protestas y difundir vídeos de las mismas y de la represión de las fuerzas de seguridad, fue el detonante de la decisión de bloquear internet.

Amnistía Internacional han denunciado que al menos 106 manifestantes han muerto desde el pasado viernes en una veintena de ciudades, pero las autoridades iraníes han calificado esta cifra de "especulativa y no fiable" sin ofrecer, no obstante, datos propios.

(c) Agencia EFE