El ministro de Salud alemán cree que las restricciones por COVID-19 se prolongarán durante el invierno

Por Sabine Siebold
·2  min de lectura
FOTO DE ARCHIVO. El ministro de Salud de Alemania, Jens Spahn, durante una sesión legislativa en Berlín.
FOTO DE ARCHIVO. El ministro de Salud de Alemania, Jens Spahn, durante una sesión legislativa en Berlín.

Por Sabine Siebold

BERLÍN, 12 nov (Reuters) - El ministro de Salud de Alemania dijo el jueves que espera que las restricciones impuestas para frenar la pandemia de coronavirus continúen durante el invierno boreal, y que es poco probable que la vida vuelva a la normalidad en diciembre o enero aunque las infecciones disminuyan.

"No creo que haya eventos con más de 10 o 15 personas este invierno", dijo Jens Spahn a la emisora ​​RBB.

Alemania reportó 21.866 nuevos casos de coronavirus el jueves, elevando el total a 727.553 y volviendo a superar los 20.000 después de cuatro días por debajo de esa cifra, mientras que el número de muertos aumentó en 215, a 11.982, según el Instituto Robert Koch (RKI) para enfermedades infecciosas.

La canciller Angela Merkel y los líderes de los estados germanos se reunirán el lunes para revisar si las medidas de cierre parcial impuestas el 2 de noviembre han sido suficientes para frenar un fuerte aumento de nuevas infecciones que podría abrumar a los hospitales.

Merkel dijo el jueves que hay señales esperanzadoras de que una vacuna contra el coronavirus pueda estar en el horizonte, pero advirtió que tomará tiempo. Se negó a decir si Alemania permitirá que los bares y restaurantes reabran en diciembre.

"Todos tenemos que ser sensatos, tenemos que bajar a 50 casos por cada 100.000 personas durante 7 días", dijo en respuesta a una pregunta sobre si el confinamiento terminará este mes. Actualmente, la cifra es de 139 por 100.000.

A diferencia del primer cierre a principios de año, Alemania mantiene abiertas sus escuelas y guarderías para que los padres puedan ir a trabajar, lo que limita el daño a la economía, aunque al menos 300.000 alumnos y 40.000 profesores se encuentran actualmente en cuarentena.

El jefe del RKI, Lothar Wieler, dijo el jueves que espera que las medidas para frenar la propagación de la pandemia en Alemania sigan vigentes durante un periodo largo, ya que la vacunación tomará tiempo y es probable que haya una propagación descontrolada de COVID-19 en algunas partes del país.

(Información de Riham Alkousaa, Thomas Seythal y Sabine Siebold; escrito por Emma Thomasson; editado en español por Carlos Serrano)