Ministro polémico: Guzmán dijo que mejoró la distribución del ingreso y abrió una discusión entre economistas

·4  min de lectura
Martín Guzmán
Martín Guzmán

El ministro de Economía, Martín Guzmán, participó de las Jornadas Monetarias del Banco Central y, a través de una disertación grabada, dejó una reflexión sobre los efectos en la distribución de los ingresos que dejó la pandemia: “Los resultados fueron una mayor desigualdad entre los países y en buena parte del mundo dentro de los países”. Sin embargo, destacó que ese “no es el caso de la Argentina, donde hoy tenemos una distribución de los ingresos que mejoró respecto hace un año producto de la política social tan activa que hemos impulsado”.

Esa conclusión que hizo Guzmán sobre el contexto local llamó la atención, si se tiene en cuenta que la pobreza en el país subió seis puntos porcentuales y terminó 2020 en 42%. En números más concretos, en la Argentina había 19 millones de personas consideradas pobres al cierre del año pasado, luego de que se sumaran 3 millones por las restricciones en la economía para contener al coronavirus. Este número bajó a 18,5 millones personas (40,6% de la población) en el primer semestre del año.

Dólar blue hoy: a cuánto cotiza el miércoles 24 de noviembre

Para los economistas, la reflexión de Guzmán no es del todo errónea porque la distribución de los ingresos no varió mucho, pero sí sería “engañosa”, ya que eso se debe a que toda la población en general se vio afectada por la pandemia.

“No cambió la distribución de ingresos en el país, pero se conjugó con una caída de la actividad que hizo que hoy todos seamos un poco más parecidos, todos nos hemos empobrecido. La distribución del ingreso se mide en términos relativos y si bien puede ser cierto que algunas medidas de distribución no empeoraron, en el promedio el país se empobreció”, dijo Guido Lorenzo, director de la consultora LCG.

En este sentido, indicó que la frase de Guzmán sería engañosa. “Cuando se mira el cociente entre decil 10 y 1, no cambió sustancialmente; si se mira el coeficiente de Gini [que mide la desigualdad], tampoco, y así con todas las medidas. No obstante, lo relevante incluso se desprende de ese dato: si hay más pobres actualmente y todos somos más iguales, entonces todos los deciles nos acercamos más a la pobreza, no importa el nivel, estamos más cerca”, explicó.

Lorenzo Sigaut Gravina, economista de Equilibra, coincide en que, en términos relativos de la distribución del ingreso, puede no haber empeorado, pero sí en términos absolutos. “La clase baja sigue teniendo una participación de los ingresos acotada, pero no empeoró. El problema es que efectivamente en términos absolutos, esa clase de bajos ingresos está casi toda debajo de la pobreza. Son dos discusiones distintas. Una es en términos de discusión del ingreso y otra es en términos absolutos de pobreza, y ahí estamos mucho peor”, dijo el analista.

En el segundo trimestre de este año, la distribución de los ingresos estuvo en niveles similares a los de 2019, con una recuperación con respecto al mismo período del año pasado, cuando impactó fuerte la etapa más dura de la cuarentena, que destruyó mucho empleo informal. “El dato del segundo trimestre de 2021 es mejor que el de 2020, pero es parecido al de 2019. No mejoró ni empeoró”, destacó Sigaut Gravina.

Negociaciones con el FMI

Guzmán también se refirió a la deuda con el FMI y dijo que es “el principal escollo para mantener la estabilidad”. “Hay que lograr refinanciarla sobre la base de términos que permitan que la economía argentina se pueda seguir recuperando”, indicó.

Luego señaló que el Estado debe poder ir construyendo mayor resiliencia, “dependiendo menos del endeudamiento y de la emisión monetaria para el financiamiento de las políticas públicas”. Además, indicó que “es virtuoso que, sobre la base de la recuperación económica y de un fortalecimiento de los ingresos públicos, se continúe en la senda de la reducción del déficit fiscal. Algo que ha venido ocurriendo de una forma virtuosa”.

Martín Guzmán
Martín Guzmán


Martín Guzmán

Al igual que había dicho el presidente Alberto Fernández el domingo de las elecciones, Guzmán destacó que el “superávit fiscal es virtuoso cuando es hijo del crecimiento económico y también de mejoras en la administración tributaria que permitan ir resolviendo temas como la evasión impositiva”.

También dijo que el Banco Central tuvo “un rol positivo de asistencia al Tesoro para poder implementar las políticas públicas que hoy permiten que la Argentina esté de pie, que se haya podido proteger en la mayor medida posible el tejido productivo y el tejido social, en un contexto donde hubo muchísima angustia y sufrimiento por la pandemia”.

Al referirse a la inflación, dijo que la política de precios e ingresos juegan un rol importante. “Es importante que el sector público y el sector privado puedan construir acuerdos de precios que permitan tener un ancla más para la formación de expectativas”, comentó.

“La reducción de la inflación es una tarea colectiva, donde el Gobierno tiene el rol más importante que es el de la conducción, siempre con el objetivo de que haya una recuperación de los salarios en términos reales que contribuya a mejorar el desempeño del perfil macroeconómico, permitiendo que le demanda crezca sobre el sendero en el cual buscamos que crezca”, concluyó.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.