Ministro peruano promete asumir posible responsabilidad en protestas de abril

·3  min de lectura

Lima, 11 may (EFE).- El ministro de Interior de Perú, Alfonso Chávarry, aseguró este miércoles ante el pleno del Congreso que su cartera "no protegerá a nadie" y asumirá responsabilidades si así lo determinan las pesquisas sobre las protestas de abril pasado en las que fallecieron seis personas.

"Estamos esperando los informes (de la Fiscalía). Si hubiese responsabilidad, caiga a quien caiga, se tendrá que denunciar y posteriormente las autoridades competentes procederán a procesarlos, así sean policías. No vamos a proteger a nadie", declaró Chávarry ante los legisladores, tras defender la actuación "diligente y tolerante" de la Policía Nacional durante las protestas.

El titular de Interior acudió ante el hemiciclo para responder una a una las nueve preguntas que integran una moción de interpelación impulsada en su contra por diversos grupos parlamentarios de la oposición sobre las acciones ejecutadas por su cartera durante el cuestionado toque de queda que decretó el Gobierno en Lima y la vecina provincia del Callao el pasado 5 de abril.

También ofreció su testimonio sobre el papel de la Policía Nacional del Perú (PNP) frente a las marchas ciudadanas que tuvieron lugar en varias regiones del país durante la primera semana de ese mes, en medio de una huelga nacional de transportistas por el incremento de precios de los combustibles.

Entre otros puntos, la moción señalaba que el cuerpo policial no logró "prevenir" los saqueos y actos de vandalismo ni tampoco "plantear un plan de contingencia oportuno y adecuado".

Durante su intervención, el ministro explicó que el día previo al toque de queda, el Ejecutivo recibió información de la Dirección Nacional de Inteligencia que advertía que al día siguiente se agudizaría la violencia en Lima y el Callao.

"Si bien es cierto se realizaron marchas, no se registraron saqueos ni incendios a vehículos y, al final la Policía Nacional actuó con suma diligencia y absoluta tolerancia", aseguró acerca de ese día en el que una manifestación desafió la medida y terminó con un saqueo en una sede del Poder Judicial.

En otro momento, mencionó la falta de "respeto a la autoridad policial" y las "graves alteraciones al orden público" por parte de ciudadanos que se manifestaron en la ciudad andina de Huancayo, uno de los puntos más convulsos de las protestas.

"Esta situación, que generó pánico, obligó a la PNP a anunciar que se utilizaría gas lacrimógeno", argumentó el ministro, quien puntualizó que, más tarde, se entregaron a los agentes los perdigones de goma, cuyo uso está amparado por la normativa.

En ese sentido, insistió en que la policía "no realiza acciones de represión", sino ejerce el orden público.

Tras la exposición del ministro, los congresistas debatieron las explicaciones de Chávarry, dejando en evidencia la división que existe en el planteamiento de un sector de la oposición que busca su salida del cargo.

Esa posibilidad podría ser resuelta en los próximos días por el Parlamento si los legisladores hacen prosperar una eventual moción de censura en su contra.

Las interpelaciones del pleno del Congreso a otros miembros del Ejecutivo continuarán mañana, jueves, cuando el primer ministro, Aníbal Torres, y los titulares de Energía y Minas y Trabajo, Carlos Palacios y Betssy Chávez, concurrirán a la cámara para responder al pliego de preguntas de los legisladores.

(c) Agencia EFE

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.