El primer ministro de Perú renunciará si el Congreso no deroga la ley de referéndum

Lima, 18 nov (EFE).- El primer ministro de Perú, Aníbal Torres, anunció este viernes que, si el Congreso no deroga la ley 31399 referida a restricciones respecto a la convocatoria a referéndum, sobre la que presentó ayer ante el Parlamento una cuestión de confianza, renunciará a su cargo.

"Si el Congreso no la deroga (la ley 31399), la situación continúa en lo mismo, el statu quo continúa, entra en crisis el gabinete, el gabinete tiene que renunciar. Estoy dispuesto a eso por el bien de mi patria, de mi pueblo y de los más pobres. Estoy dispuesto a eso y a mucho más", dijo Torres en un acto con autoridades municipales de Tarapoto, en la región norteña de San Martín.

Señaló que si, por el contrario, el Congreso deroga la ley por la cual pidió el voto de confianza que establece límites al referéndum para la aprobación de leyes de reforma constitucional, el Ejecutivo y el Legislativo pueden comenzar a trabajar y a "restablecer la paz en nuestro país".

Durante un largo discurso, Torres explicó que la cuestión de confianza es un mecanismo de control del Ejecutivo al Legislativo así como el Legislativo controla al Ejecutivo mediante la censura o la interpelación a los ministros de Estado.

"Ambas instituciones, el Congreso y el Ejecutivo, tenemos que dejar de estar enfrentándonos. Esta situación no da para más. Por eso, para poner fin a eso, hemos planteado esa cuestión de confianza, para que se derogue la ley 31399 que limita el referéndum", declaró.

Reiteró que la población es el poder soberano e ilimitado, y que por eso la derogación de esa ley es tan importante para el país, porque regula la forma de participación política de los ciudadanos.

Este jueves, al presentar la moción de confianza en el Congreso, Torres dijo que el proyecto del Gobierno para derogar la ley 31399 "restablece la participación política del pueblo" mediante la eliminación de los límites al referéndum que establece dicha norma y, por ese motivo, plantea una "cuestión de confianza en nombre del Consejo de Ministros".

La Constitución peruana establece que, si el Congreso rechaza una cuestión de confianza, el presidente debe recomponer su gabinete de ministros y, si esto se repite en una segunda ocasión, queda habilitado para disolver el Parlamento y convocar de inmediato a nuevas elecciones legislativas.

(c) Agencia EFE