Ex primer ministro paquistaní se recupera en hospital tras intento de asesinato

El ex primer ministro paquistáni Imran Khan se recuperaba el viernes en el hospital tras el intento de asesinato que le dejó una herida de bala en la pierna izquierda.

El ataque contra su convoy, aparentemente por parte de un tirador solitario, mató a un hombre e hirió a al menos a otros diez, agudizando la crisis política del país desde la caída del gobierno de Khan en abril.

Khan "estaba estable y va bien" en el hospital Shaukat Khanum en la ciudad oriental de Lahore, dijo su doctor Faisal Sultan a la AFP el viernes por la mañana.

La antigua estrella internacional de críquet, de 70 años, encabezaba desde el viernes una marcha de miles de seguidores desde Lahore hasta la capital Islamabad.

Durante esta movilización, un tirador disparó contra el convoy que transitaba lentamente por Wazirabad, unos 170 km al este de Islamabad.

"Todo el mundo que estaba en la primera fila fue alcanzado", dijo a la AFP el ex ministro de Información, Fawad Chaudhry, que estaba junto a Khan.

"Esto fue un intento de matarlo, de asesinarlo", dijo de su parte su asesor Raoof Hasan.

Varios líderes del partido Pakistan Tehreek-e-Insaf (PTI) de Khan culparon al gobierno por el intento de asesinato, pero este lo rechaza.

Chaudhry dijo que los dirigentes del partido se reunirían el viernes para discutir el futuro de la marcha lanzada por Khan, pero abogó por mantenerla.

- Confesión -

La zona del tiroteo estaba acordonada y vigilado por policías mientras los expertos forenses analizaban la escena.

La ministra de Información, Marriyum Aurangzeb, dijo que el atacante estaba bajo custodia y mostró una aparente confesión grabada.

"Lo hice porque (Khan) estaba engañando a la gente", dice el hombre desaliñado y con las manos amordazadas en lo que parece una comisaría.

Pakistán padece desde hace décadas movimientos islamistas violentos que cuestionan la influencia del poder central, y los asesinatos de políticos han marcado la historia del país.

En 2007, Benazir Bhutto, la primera mujer de la era moderna en haber dirigido un país musulmán, fue asesinada en un atentado cuyos autores intelectuales jamás fueron identificados.

Khan perdió el cargo en abril con una moción de censura en la que sufrió deserciones de miembros de su partido, pero conserva un amplio apoyo entre la población.

Desde entonces, no deja de repetir que su caída fue una "conspiración" urdida por Estados Unidos, y critica con dureza al gobierno de su sucesor, Shehbaz Sharif.

Imran Khan llegó al poder en 2018, tras la victoria en las legislativas del PTI, plataforma populista que mezcla promesas de reformas sociales, conservadurismo religioso y lucha contra la corrupción.

sjd/fox/jts/ser/dbh/meb