El ministro neerlandés de Exteriores, a salvo en un refugio antiaéreo tras los ataques rusos a Kiev

La Haya, 15 nov (EFE).- El Gobierno de Países Bajos aseguró que el ministro de Exteriores, Wopke Hoekstra, y el resto de una delegación neerlandesa que visitaba este martes Ucrania, se encuentran a salvo en un refugio antiaéreo en el centro de Kiev, que registró esta tarde varias explosiones que activaron las alarmas antiaéreas.

Un portavoz del Ministerio neerlandés de Exteriores confirmó que todo el equipo está a salvo, después de un ataque con misiles en Kiev, que aparentemente tenían como objetivo las instalaciones de suministro de energía, según la agencia neerlandesa ANP.

Las sirenas sonaron minutos después de que Hoekstra finalizara una rueda de prensa en Kiev, en la que anunció que Países Bajos invertirá más fondos en la investigación de los crímenes de guerra en Ucrania a partir del próximo año. Justo después, se escucharon explosiones y el equipo neerlandés al completo fue trasladado de inmediato a un refugio antiaéreo cercano.

El alcalde de la Kiev, Vitali Klitschko, confirmó después que la capital ucraniana registró varias explosiones que activaron las alarmas antiaéreas, y que, “según informaciones preliminares, dos edificios residenciales fueron alcanzados en el distrito de Pechersk, y varios misiles fueron derribados por la defensa aérea sobre Kiev".

Desde las 14.45 hora local (13.45 GMT) rige la alerta antiaérea para toda Ucrania por posibles ataques con misiles.

“La resiliencia, determinación y coraje de Dmitro (Kuleba, ministro ucraniano de Exteriores) y sus compatriotas ucranianos son profundamente impresionantes e inspiradores. Subrayé nuestro compromiso fuerte y sostenido con Ucrania”, escribió el equipo de Hoekstra en un breve mensaje de Twitter, minutos después de los ataques, sin hacer mención a la situación.

No está claro si estos bombardeos rusos en Kiev afectarán al resto de la agenda oficial de Hoekstra, que incluye una reunión esta tarde con el presidente ucraniano, Volodímir Zelenski.

Es la segunda visita de Hoekstra a Kiev desde que comenzó la invasión rusa en febrero, y durante su viaje el pasado mayo, el ministro neerlandés también tuvo que acudir a un refugio porque sonaron las alarmas antiaéreas en plena visita.

(c) Agencia EFE