El ministro de Migración heleno reitera que Grecia nunca ha participado en deportaciones ilegales

Agencia EFE
·3  min de lectura

Atenas, 29 oct (EFE).- El ministro de Migración heleno, Notis Mitarakis, ha reiterado que Grecia nunca ha participado en "supuestas" deportaciones ilegales de migrantes y ha celebrado la decisión de la Comisión Europea de convocar una reunión extraordinaria de Frontex para investigar denuncias en este sentido.

"Está claro que Grecia no participa en supuestas deportaciones. Vigilamos nuestras fronteras con respeto al Derecho Internacional y seguimos rescatando a cientos de migrantes cada mes en aguas del Mediterráneo", afirmó Mitarakis en un mensaje de Twitter.

El ministro dio la "bienvenida" a la decisión de la comisaria europea de Migración, Ylva Johansson, de convocar el próximo día 10 una reunión urgente del consejo de administración de la agencia europea de fronteras, Frontex.

La investigación servirá para que la verdad pueda salir a la luz, sostuvo Mitarakis.

Según las investigaciones de varios medios de comunicación, la guardia costera griega, en cooperación o bajo la tolerancia de Frontex, ha realizado en el mar Egeo al menos seis operaciones de devoluciones ilegales a Turquía desde abril pasado.

El semanario alemán "Der Spiegel" informó el pasado 23 de octubre de que ha investigado esos incidentes junto con los medios digitales holandés, "Lighthouse Reports", y británico, "Bellingcat", y las televisiones alemana ARD y japonesa Asahi.

En un vídeo se ve cómo un barco de la agencia bloquea el paso a una lancha con migrantes y después les pasa cerca a gran velocidad, provocando fuertes olas. A continuación, los guardacostas griegos obligan a la embarcación a dar marcha atrás rumbo a Turquía.

En los últimos meses se han multiplicado las informaciones sobre devoluciones sistemáticas en caliente, los llamados "pushbacks", tanto por mar como en la frontera terrestre entre Grecia y Turquía y se han publicado numerosos vídeos con imágenes similares.

Numerosas organizaciones de ayuda humanitaria han pedido al Gobierno de Kyriakos Mitsotakis que analice estas acusaciones.

En agosto pasado, la Agencia de Naciones Unidas para los Refugiados (Acnur) solicitó a Grecia que investigue seriamente estos informes "creíbles".

Según Acnur, estos informes han aumentado desde el pasado marzo y se trata de personas que "según su propio testimonio o el de terceras personas, habían desembarcado en costas griegas y desde ahí fueron remolcados al mar".

Mitsotakis negó en una entrevista con la conocida periodista británico-iraní Christiane Amanpour que Grecia haya realizado devoluciones en caliente y aseguró que estas afirmaciones son "un insulto para la Guardia Costera griega, que ha salvado literalmente las vidas de decenas de miles de refugiados y migrantes en el mar".

Amanpour se refirió a un reportaje de The New York Times en el que se asegura, en base a pruebas aportadas por tres comisiones de control independientes, dos investigadores académicos y la Guardia Costera turca, que desde marzo Grecia ha expulsado de forma ilegal a más de mil personas.

Mitsotakis rechazó estas alegaciones e insistió en que Grecia tiene una política fronteriza "dura pero justa" y en que el país ha sido "víctima de una campaña de desinformación" orquestada por Turquía, que intenta "convertir la migración en un arma".

(c) Agencia EFE