El primer ministro de Italia pretende dimitir y luego formar un nuevo Gobierno -prensa

·2  min de lectura
FOTO DE ARCHIVO: El primer ministro italiano, Giuseppe Conte, en Bruselas

ROMA, 25 ene (Reuters) - El primer ministro italiano, Giuseppe Conte, está a punto de dimitir, pero después espera formar un nuevo Gobierno que cuente con una mayoría más amplia, según informan este lunes periódicos del país.

"Mi objetivo es buscar un acuerdo que dé una perspectiva política clara para gobernar hasta el final de la legislatura", dijo Conte, según el diario La Repubblica.

El informe añadía que Conte podría presentar su dimisión al jefe del Estado este mismo martes y, a continuación, armar una nueva coalición que se nutra de diputados centristas y de los llamados "responsables".

No hubo comentarios inmediatos de la oficina del primer ministro.

El Gobierno de Conte se vio sumido en la confusión a principios de este mes cuando un socio menor, el partido Italia Viva, encabezado por el ex primer ministro Matteo Renzi, se retiró del gabinete en una disputa sobre la gestión de la crisis del coronavirus.

Aunque Conte sobrevivió a una votación de confianza en el parlamento la semana pasada, no consiguió la mayoría absoluta en el Senado, lo que significa que tendrá dificultades para promulgar cualquier proyecto político a menos que consiga nuevos apoyos.

El primer ministro ha hecho un llamamiento a los legisladores centristas y no alineados del Senado para que se unan a las filas del Gobierno, pero pocos han respondido hasta ahora.

El periódico Corriere della Sera afirmó que Conte quería recuperar a Renzi y pretendía crear un "Gobierno de seguridad nacional", que también contaría con el respaldo de algunos políticos moderados de centro-derecha.

Para presionar a los parlamentarios, los principales partidos en el poder han afirmado que la única forma de salir del estancamiento político será la celebración de elecciones anticipadas, dos años antes de lo previsto, a menos que se encuentre rápidamente una solución.

(Información de Stefano Bernabei, escrito por Giulia Segreti; Edición de Christian Schmollinger y Crispian Balmer; traducido por Tomás Cobos)