Ministro israelí visita Explanada de las Mezquitas y los palestinos advierten consecuencias

© Mahmoud Illean/AP

El ministro israelí de Seguridad, Itamar Ben Gvir, uno de los líderes de extrema derecha del Gobierno recién posesionado, visitó este martes 3 de enero la Explanada de las Mezquitas, en Jerusalén Este, lugar sagrado y objeto de tensiones. La Autoridad Palestina en Cisjordania y el grupo Hamás, que controla la Franja de Gaza señalaron la medida como un intento de “judaizar” el lugar sagrado y advirtieron "graves consecuencias".

Una visita ultrasensible que despierta fricciones de larga data.

Los palestinos acusan al Gobierno israelí de cruzar “una línea roja”, luego de que este martes 3 de enero el nuevo ministro de Seguridad Nacional, el ultraderechista Itamar Ben Gvir, acudiera a la Explanada de las Mezquitas, lugar que tanto judíos como musulmanes consideran propio.

“El Monte del Templo está abierto a todos”, publicó Ben-Gvir en su cuenta Twitter, utilizando el nombre judío del sitio, cuya periferia recorrió rodeado de un fuerte dispositivo de seguridad.

El emplazamiento rectangular de aproximadamente 15 hectáreas, que alberga la icónica Cúpula de la Roca y al otro extremo la célebre mezquita de Al-Aqsa, es considerado el tercer lugar santo del Islam, tras la Gran Mezquita de La Meca, y la Mezquita del Profeta de Medina, en Arabia Saudita, y el más sagrado del judaísmo. Un polvorín de violencia que por años ha sido núcleo de enfrentamientos entre los palestinos y las fuerzas de seguridad israelíes.

Aunque el ministro israelí no ingresó a la mezquita ni a la cúpula, para los palestinos se trató de una provocación, un intento por judaizar lugares símbolo del nacionalismo palestino y afectar parte de su apuesta por la condición de un eventual Estado con Jerusalén como su capital.

Con Reuters, AP y medios locales


Leer más sobre FRANCE 24 Español

Leer tambien:
Netanyahu juramentó como primer ministro para el Ejecutivo más derechista en la historia de Israel
Expansión de los asentamientos en Cisjordania, prioridad para el nuevo Gobierno de Netanyahu