El ministro del Interior de Chile renuncia tras ser suspendido por las protestas

Agencia EFE
·3  min de lectura

Santiago de Chile, 3 nov (EFE).- El ministro del Interior de Chile, Víctor Pérez, presentó este martes su renuncia minutos después de que la Cámara de Diputados lo suspendiera temporalmente de su cargo por su polémica gestión de las protestas sociales y de un paro camionero que en agosto pasado amenazó el abastecimiento del país.

"Aquí hay una decisión política de causarle agravio al Gobierno, así que le planteé al presidente (Sebastián) Piñera la decisión de renunciar. El propósito de esta acusación no soy yo, es el Gobierno de Piñera", dijo el ya exministro, que accedió al cargo el pasado julio.

Por 80 votos a favor, 74 en contra y una abstención, la Cámara Baja aprobó así la acusación constitucional presentada por un grupo de diputados opositores y que ahora pasará a ser discutida en el Senado, órgano que resuelve como jurado y tiene la decisión final.

La suspensión y posterior renuncia de Pérez, quien se enfrenta a una inhabilitación de cinco años para ejercer funciones públicas si la Cámara Alta aprueba por dos tercios el juicio político, supone un nuevo golpe para Piñera, muy cuestionado tras el estallido social iniciado en octubre de 2019.

"Hemos sido testigos de un debate que estaba absolutamente resuelto hace días. Era imposible convencer a nadie", aseguró Pérez.

Se trata al menos de la octava acusación constitucional impulsada por la oposición durante el segundo mandato no consecutivo de Piñera, de las que hasta ahora solo ha prosperado la de Andrés Chadwick, también responsable de la cartera de Interior y quien el pasado diciembre fue inhabilitado para ejercer cargos públicos por su gestión durante los primeros días del estallido social.

Las protestas contra la desigualdad, las más grave desde el fin de la dictadura militar (1973-1990), dejaron una treintena de muertos y miles de heridos y se suspendieron durante la pandemia, pero se retomaron tras el fin de las cuarentenas.

La acusación contra Pérez se presentó una semana después de que un agente del cuerpo policial de Carabineros lanzó al cauce vacío de un río a un menor que se estaba manifestando en Santiago, causándole graves heridas, un incidente que sigue bajo investigación y que despertó gran conmoción y críticas de diversos organismos internacionales de derechos humanos.

El ya exministro es cuestionado también por su rol en la huelga que los camioneros protagonizaron a finales del pasado agosto para exigir más seguridad en las carreteras y que provocó disturbios, desabastecimientos puntuales y controvertidas fiestas en la vía.

"Estamos ante una señal clara de que el país no quiere más represión ni violaciones a los derechos humanos. Chile avanza a una nueva Constitución y más democracia", dijo el presidente del Partido Comunista (PC), Guillermo Teillier.

"Hoy, la oposición ha actuado unida. No habrá más impunidad", agregó por su parte el diputado Raúl Soto, del socialdemócrata Partido por la Democracia (PPD).

Pérez, el tercer ministro del Interior desde que Piñera asumió en marzo de 2018, será sustituido de manera interina por el hasta ahora subsecretario, Juan Francisco Galli.

(c) Agencia EFE