El primer ministro gana las legislativas en Armenia pese a la derrota militar ante Azerbaiyán

·3  min de lectura

El primer ministro armenio, Nikol Pashinián, ganó con amplia ventaja las legislativas anticipadas celebradas el domingo en Armenia, según los resultados publicados este lunes, superando a quienes le reprochaban la humillante derrota militar ante Azerbaiyán del año pasado.

La apuesta de este reformista de 46 años, llegado al poder en 2018 tras una pacífica revolución contra las viejas élites consideradas corruptas, parece haber funcionado: ha consolidado su poder tras estos comicios, pese a la presión de sus detractores, incluso sus generales, tras el desastre militar en Nagorno Karabaj de noviembre de 2020.

Su partido, Contrato Civil, obtuvo 53,9% de los votos tras el escrutinio del 100% de los sufragios, lo que le permitirá formar gobierno en solitario, y sin recurrir a alianzas.

Su principal rival, el bloque Armenia del expresidente Robert Kocharián, de 66 años, obtuvo por su parte 21% de los votos, y rehusó reconocer los resultados al denunciar "fraudes" y "falsificaciones previamente planificadas".

Según indicó este lunes la Organización para la seguridad y la cooperación en Europa (OSCE) estas legislativas en Armenia fueron "competitivas y bien organizadas", el escrutinio "transparente" y la campaña electoral "democrática", aunque "polarizada".

En las elecciones legislativas de 2018, Pashinián había ganado con más del 70% de los votos.

Numerosos observadores temen que haya protestas e incidentes al cabo de una tensa campaña electoral que escindió a la sociedad armenia unos meses después de la derrota militar frente a Azerbaiyán en Nagorno Karabaj.

"Ya sabemos que hemos conseguido una contundente victoria en las elecciones y que tendremos una mayoría significativa en el Parlamento", afirmó Pashinián, en un discurso difundido en directo en su página de Facebook.

Al llegar a su cuartel general de campaña, Pashinián fue recibido con gritos de "¡Bravo!" y "¡Victoria!" por sus seguidores en medio de aplausos.

- La sombra de la guerra -

La popularidad que llegó a alcanzar Pashinián tras su "revolución" de 2018, se derrumbó súbitamente después de que Armenia fuera derrotada en la guerra contra Azerbaiyán en el otoño boreal de 2020.

Tras seis semanas de combates que causaron más de 6.500 muertos, Armenia tuvo que ceder territorios que controlaba desde una primera contienda bélica en los años 1990 por Nagorno Karabaj, una región secesionista de Azerbaiyán poblada sobre todo por armenios.

Percibida como una humillación, esta derrota generó una crisis política en Armenia, obligando a Pashinián a convocar elecciones legislativas anticipadas con la esperanza de disminuir la tensión y reforzar su legitimidad.

Muchos de sus antiguos simpatizantes lo acusan de "traidor" por haber aceptado un alto el fuego y ahora se inclinan por sus adversarios.

Pashinián acudió este lunes por la mañana a un cementerio militar, para recogerse ante las tumbas de soldados muertos y depositar flores.

Pashinián había instado esta semana a sus compatriotas a darle un "mandato de acero" y advirtió contra "una guerra civil".

Su clara victoria desdice el único sondeo disponible, según el cual su formación solo obtendría 25% de los votos, contra 29% para el bloque de Kocharián.

Presidente de 1998 a 2008 de esta exrepública soviética pobre y montañosa, Kocharián ha sido acusado en el pasado de fraude electoral y es objeto de una investigación por acusaciones de corrupción.

Además, una veintena de formaciones participaron en estas elecciones, demostrando la incapacidad de la oposición para unirse.

A pesar del sofocante calor, casi el 50% de los 2,6 millones de electores participaron en los comicios. Estaban llamados a las urnas para elegir a por lo menos 101 diputados por cinco años.

bur-ant-pop/alf/me/mb

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.