El nuevo ministro de Finanzas turco promete disciplina fiscal y normas claras

Agencia EFE
·2  min de lectura

Estambul, 10 nov (EFE).- El nuevo ministro de Finanzas de Turquía, Lütfi Elvan, que juró este martes su cargo en el Parlamento turco, ha prometido "respaldar la disciplina fiscal", y trabajar para que se clarifiquen las normas para inversores y se adopte un programa económico "amigo de los mercados".

Elvan, ingeniero de 58 años y diputado del AKP, el partido islamista del presidente turco, Recep Tayyip Erdogan, reemplazó esta mañana a Berat Albayrak, yerno de Erdogan y titular de la cartera desde 2018 que el domingo anunció por sorpresa su dimisión.

El anuncio vino tras semanas de caída acelerada de la lira turca, con una pérdida acumulada del 10 % desde inicios de octubre (y del 35 % desde principios de año), lo que llevó a la moneda turca a tocar mínimos el pasado viernes, rompiendo la barrera psicológica de las 10 liras por euro.

El sábado, además, el presidente turco, Recep Tayyip Erdogan, había sustituido al gobernador del Banco Central, Murat Uysal, por el exministro de Finanzas Naci Agbal.

El lunes, la lira invirtió por primera vez desde mayo su senda bajista y ganó un 5 % en un solo día, oscilando desde entonces entre las 9,5 y las 9,8 unidades/euro.

En su primera declaración como titular de Finanzas, un texto escrito difundido por la agencia turca Anadolu, Elvan se mostró confiado en que se aproxima una "etapa de recuperación con nuevas oportunidades, al reducirse los efectos de la pandemia".

"En este marco, reforzando la estabilidad macroeconómica, nos centraremos en un programa amigo de los mercados con microreformas, aumentado la capacidad de producción local, reduciendo la dependencia de las importaciones, innovador y orientado hacia la exportación", prometió Elvan, quien fue ministro de Transportes entre 2013 y 2015 y luego, hasta 2016, viceprimer ministro.

"Respaldaremos de forma decidida las políticas fiscales y otras herramientas en la lucha contra la inflación, que es nuestra prioridad. Elevaremos la calidad de la financiación pública protegiendo la disciplina fiscal", agregó.

La tasa interanual de inflación en Turquía se sitúa en el 11,89 %, por encima no solo del objetivo fijado por el Gobierno, del 5 %, sino también de los tipos de interés del Banco Central, del 10,25 %.

Los economistas creen que una fuerte subida de los tipos es imprescindible para estabilizar la lira, pero el Banco Central se ve expuesto a presiones de Erdogan, quien asegura, en contradicción con las teorías económicas habituales, que subir los tipos contribuiría a aumentar la inflación en lugar de bajarla.

(c) Agencia EFE