El primer ministro etíope destituye a altos cargos mientras se intensifica el conflicto en Tigray

Por Giulia Paravicini y Dawit Endeshaw
·2  min de lectura
FOTO DE ARCHIVO: El primer ministro de Etiopía, Abiy Ahmed, posa para una fotografía en Adís Abeba
FOTO DE ARCHIVO: El primer ministro de Etiopía, Abiy Ahmed, posa para una fotografía en Adís Abeba

Por Giulia Paravicini y Dawit Endeshaw

ADÍS ABEBA, 8 nov (Reuters) - El primer ministro de Etiopía, Abiy Ahmed, destituyó el domingo al jefe del ejército, al jefe de inteligencia y al ministro de relaciones exteriores, mientras el ejército continúa una ofensiva de cinco días en la convulsa región de Tigray con una nueva serie de ataques aéreos.

La oficina de Abiy anunció los cambios en Twitter, sin dar razones para los cambios.

Abiy está llevando a cabo una campaña militar anunciada el miércoles, a pesar de llamamientos internacionales para que dialogue con el Frente de Liberación Popular de Tigray (TPLF) y no propicie un escenario que desemboque en una guerra civil. Los rebeldes de Tigray dominaron la política etíope durante décadas, hasta que Abiy asumió el cargo en 2018, y ahora luchan contra los esfuerzos del mandatario para reducir su influencia.

La oficina de Abiy dijo que el vice primer ministro Demeke Mekonnen había sido nombrado ministro de relaciones exteriores y Birhanu Jula fue ascendido de jefe adjunto del ejército a jefe de Estado Mayor.

Abiy también nombró a Temesgen Tiruneh, que era presidente de la región de Amhara, como nuevo jefe de inteligencia.

Abiy dijo en un discurso televisado el domingo que el TPLF se estaba preparando para "esta eventualidad" de guerra con el Gobierno federal desde 2018, diciendo sin aportar pruebas que el TPLF desviaba fondos de desarrollo para comprar armas y entrenar a las milicias.

Justificando la ofensiva militar, dijo: "El Gobierno federal está listo para emprender una operación de aplicación de la ley", dijo.

Nueve millones de personas corren el riesgo de verse desplazadas por la escalada del conflicto en la región de Tigray, en Etiopía, según dijo Naciones Unidas en un informe publicado el sábado, advirtiendo que la declaración del Gobierno el miércoles del estado de emergencia en Tigray estaba bloqueando la ayuda alimentaria y de otro tipo.

Un avión militar etíope bombardeó el domingo un emplazamiento de misiles y artillería cerca del aeropuerto de la capital de Tigray, Mekelle, según informaron a Reuters un militar y dos fuentes diplomáticas.

(información adicional de Dawit Endeshaw en Adís Abeba, Michelle Nichols en Nueva York, Nazanine Moshiri en Nairobi y Stephen Jewkes en Roma; escrito por Maggie Fick; editado por George Obulutsa, Raissa Kasolowsky y Susan Fenton; traducido por Tomás Cobos)