Ministro danés reconoce que el sacrificio masivo de visones carece de base legal

·2  min de lectura
Un camión descarga visones muertos en una zanja en una zona militar cerca de Holstebro, Dinamarca, el 9 de noviembre de 2020
Un camión descarga visones muertos en una zanja en una zona militar cerca de Holstebro, Dinamarca, el 9 de noviembre de 2020

Después de que Dinamarca anunciara una campaña de sacrificio generalizado de visones para combatir una controvertida mutación del coronavirus, el ministro de Alimentación reconoció el martes que la decisión carece de fundamento jurídico.

"Cometimos un error. No existe fundamento jurídico para pedir a los criaderos de visones que sacrifiquen a sus animales fuera de las zonas" en las que se detectaron mamíferos contagiados, declaró Mogens Jensen a la cadena de televisión TV2.

Aún así, el ministro instó a las granjas a seguir sacrificando a los animales como estaba previsto, por precaución.

La semana pasada, Dinamarca ordenó la eliminación de todos sus visones (entre 15 y 17 millones) tras el descubrimiento de una mutación del nuevo coronavirus en esos mamíferos, que es transmisible al hombre y que podría poner en riesgo la eficacia de una futura vacuna.

El virus mutante, llamado "Cluster 5", fue detectado en 12 personas, todas de la región de Jutlandia del Norte, en el noroeste del país. El jueves se impusieron restricciones drásticas, de un mes de duración, en las siete localidades en cuyas granjas se declararon más casos.

"Creo que es necesario. Estamos hablando de un virus mutante que empezó en Jutlandia del Norte y vamos a deshacernos de él en Jutlandia del Norte", declaró a la AFP Birgit Hansen, alcaldesa del municipio de Frederikshavn.

"Animo a todos los criaderos de visones a cooperar [...] pues se trata de ayudar a la salud pública de la mejor forma posible", afirmó el ministro Mogens Jensen.

Desde que el gobierno hiciera su anuncio, el 4 de noviembre, el martes se habían abatido 2,4 millones de visones en el país, primer exportador mundial de ese animal, pero algunos criaderos siguen negándose a matar a sus animales sanos.

En los últimos días no se detectó ningún caso más de "Cluster 5", y los 12 registrados hasta la fecha se remontan a septiembre y ya no están activos, por lo que cabe esperar que se haya eliminado la cepa.

La ley, que debía permitir el sacrificio de visones sanos, debía tratarse el martes por un procedimiento de emergencia. Pero el Parlamento renunció a ello, ante la reticencia de la oposición y de parte de los apoyos del Ejecutivo socialdemócrata, que gobierna en minoría.

Así, el proyecto de ley será tratado siguiendo el procedimiento habitual, de tres lecturas.

cbw/hdy/map/ial/jvb/es