Ministro chileno adelanta que la reforma de pensiones será "equilibrada"

Santiago de Chile, 2 nov (EFE).- El ministro chileno de Hacienda, Mario Marcel, adelantó este miércoles que la reforma de las pensiones que previsiblemente anunciará por la noche el presidente, Gabriel Boric, será "equilibrada" y estará enfocada en la creación de un sistema "mixto".

"Es una reforma equilibrada que consolida un sistema mixto de pensiones en Chile, en comparación con el sistema monocolor dominado casi íntegramente por el sistema de AFP hasta el día de hoy", dijo Marcel.

En declaraciones desde el palacio presidencial de La Moneda, el ministro aseguró también que con el nuevo sistema "ganarán todos", aunque matizó que requerirá "un esfuerzo de los empleadores y el Estado".

La reforma que presumiblemente explicará el mandatario en cadena nacional, una de sus principales promesas de campaña, contempla un aumento del 6 % de la cotización, que pasaría así del 10 al 16 %.

Marcel no aclaró si los seis puntos extra de cotización irán o no a un fondo común solidario y por quién serán pagados, si por trabajadores o empleadores.

"Lo importante es que, cuando se presente la reforma, tendremos una visión conjunta de lo que contiene, no como hasta ahora, que hemos ido viendo la reforma por partes, y eso generaba preguntas sin responder", defendió el ministro y expresidente del Banco Central.

Pionero en la capitalización individual y replicado en los 90 en buena parte de Latinoamérica, el sistema privado de pensiones chileno es duramente criticado por las bajas jubilaciones que otorga y su refundación fue una de las principales demandas en la ola de protestas de 2019.

Implantado por la dictadura de Augusto Pinochet (1973-1990), cada trabajador formal está obligado a aportar el 10 % de su sueldo mensual a una cuenta personal de la que puede disponer cuando se jubile (60 años las mujeres y 65 años los hombres) y que es tutelada por una de las siete Administradora de Fondos de Pensiones (AFP) que existen.

Las AFP, empresas privadas reguladas por el Estado, obtienen beneficios millonarios tras invertir esos ahorros en los mercados, que suman cerca del 8 % del PIB chileno.

Sus defensores argumentan que el modelo ha contribuido al desarrollo del mercado nacional de capitales, mientras que sus detractores consideran que ha beneficiado a las élites y que solo funciona si se tiene un empleo estable y un ingreso alto, algo impensable para la gran mayoría de los trabajadores. EFE

ima/mmm/jrh

(c) Agencia EFE