El ministro brasileño de Salud niega su renuncia en medio a las presiones por su cambio

Agencia EFE
·4  min de lectura

Río de Janeiro, 14 mar (EFE).- El ministro brasileño de Salud, el general del Ejército Eduardo Pazuello, negó este domingo que haya presentado su renuncia, en medio de presiones de sectores políticos por su salida debido a la cuestionada gestión frente a la covid y en momentos en que Brasil vive su peor momento en la pandemia.

La supuesta renuncia de Pazuello por alegados motivos de salud fue negada en un comunicado del Ministerio de Salud poco después de que la secretaría de prensa de la Presidencia admitiera que el jefe de Estado, Jair Bolsonaro, se entrevistó hoy con una médica que es señalada como su posible sustituta en la cartera.

"El Ministerio de Salud informa que el ministro Eduardo Pazuello sigue al frente de la cartera, con su gestión empeñada en acciones de enfrentamiento a la pandemia en Brasil", asegura la nota.

"Aclaremos, además, que Pazuello se encuentra en perfecto estado de salud y que no hay ninguna petición de renuncia del ministro al presidente de la República", agrega el comunicado.

Según versiones de prensa, el ministro, presionado por políticos de la propia base oficialista y por sectores del Ejército, habría alegado motivos de salud para justificar su salida del Gobierno.

Los rumores sobre su renuncia se intensificaron este domingo luego de que Bolsonaro se reuniera con la médica cardióloga Ludmila Hajjar, que dirigentes de algunos partidos oficialistas presentaron como posible candidata a ministra de Salud.

Los partidos centristas que en los últimos meses se han unido al bloque oficialista presionan a Bolsonaro por cambios en el Ministerio de Salud para impedir que las fuertes críticas a la gestión del Gobierno frente a la pandemia afecten directamente al jefe de Estado.

Pazuello, un militar especialista en logística pero sin experiencia en el sector salud y que asumió como tercer ministro de Salud en el Gobierno de Bolsonaro tras las salidas de los dos primeros por divergencias con el mandatario, es señalado por estos partidos como uno de los responsables por el agravamiento de la pandemia en Brasil.

El nombramiento de Hajjar como ministra fue públicamente defendido por el presidente de la Cámara de Diputados, Arthur Lira, un importante aliado de Bolsonaro.

Lira, en sus redes sociales, afirmó que el combate a la pandemia "exige competencia técnica" y "capacidad de diálogo político" y que considera que Hajjar posee dichas características.

"Espero y hago fuerza para que, en caso de que sea nombrada ministra de Salud, consiga desempeñar bien sus nuevas funciones, por el bien del país y del pueblo brasileño, en esta hora de enorme gravedad. Como ministra, si se le confirma, estaré a su entera disposición", afirmó el legislador.

Los partidos de centro que apoyan a Bolsonaro también presionan por el cambio de ministro para que Bolsonaro pueda desmarcarse de las duras críticas a la gestión frente a la covid que le viene haciendo el expresidente Luiz Inácio Lula da Silva, principal líder de la oposición y que volvió al ruedo político esta semana luego de que la Corte Suprema anulara sus condenas por corrupción.

Desde que la máxima corte le devolvió el derecho a disputar las elecciones presidenciales de 2022, en las que puede enfrentar a Bolsonaro, Lula viene atacando al líder ultraderechista, a quien calificó de "ignorante" por sus posiciones negacionistas frente a la pandemia.

Desde el comienzo de la pandemia, Bolsonaro la ha restado gravedad a la enfermedad, ha defendido el uso de medicinas contra la covid sin comprobación médica, ha criticado las medidas de distanciamiento social y el uso de mascarillas, y ha puesto en duda la eficacia y la seguridad de las vacunas.

Brasil, actual epicentro global de la pandemia de la covid, registró en las últimas 24 horas 1.127 nuevas muertes y 43.812 nuevos contagios de coronavirus, con lo que ahora supera las 278.000 víctimas y roza los 11,5 millones de casos.

De acuerdo con el boletín divulgado este domingo por el Ministerio de Salud, Brasil acumula 278.229 muertes y 11.483.370 contagios desde el comienzo de la pandemia, que lo confirman como el segundo país en el mundo tanto en número de óbitos como de casos, tan sólo superado por Estados Unidos.

Los elevados promedios en los últimos días confirman que Brasil sufre actualmente una segunda ola de la pandemia, más virulenta y letal que la primera, en parte provocada por la circulación de nuevas cepas del virus, entre las cuales la variante brasileña que tuvo origen en la Amazonía y que, según investigadores, es tres veces más contagiosa que la original.

(c) Agencia EFE