El ministro brasileño Moro niega que pretenda ser candidato presidencial en 2022

Agencia EFE

Sao Paulo, 20 ene (EFE).- El ministro de Justicia y exjuez federal brasileño, Sergio Moro, negó este lunes que pretenda ser candidato en 2022, a pesar de su popularidad que lo sitúa como uno de los eventuales favoritos en la carrera presidencial.

"No tengo ese tipo de ambición (de ser presidente). Tenemos que tener los pies en el suelo. Existe la famosa y antigua frase que dice: 'sic transit gloria mundi' (toda gloria del mundo es transitoria, según la traducción del latín)", respondió Moro durante su participación en el programa Roda Viva, de la estatal TV Cultura.

A comienzos de este año, el Instituto Datafolha publicó el resultado de una encuesta en la que el nivel de confianza en Moro es del 33 %, once puntos porcentuales por encima del actual presidente, Jair Bolsonaro.

En diciembre, el mismo instituto demoscópico, señaló que el juez insigne de la operación anticorrupción 'Lava Jato', en la que condenó a varios políticos, entre ellos al expresidente Luiz Inácio Lula da Silva, tenía al frente de su ministerio una aprobación del 53 %, frente a 30 % de la de Bolsonaro como presidente.

"Esos asuntos de popularidad vienen y van, pasan, y lo importante para mí es hacer mi trabajo como ministro de Justicia y fue eso lo que me propuse con el presidente. Creo que estamos en un camino correcto", afirmó Moro.

Para Moro, "el candidato del Gobierno federal, como ya fue manifestado por el presidente de la República, Jair Bolsonaro, debe ser él mismo. Si él no cambia de idea y si soy ministro del Gobierno Bolsonaro, evidentemente, los ministros del Gobierno van a apoyar al presidente. Ese es el camino natural".

No obstante, al ser cuestionado si firmaría un documento público en el que se comprometería a no disputar la Presidencia, Moro aseveró: "No tiene sentido signar un documento de esos, porque muchas personas firmaron y después lo rasgaron".

En el programa, en el que periodistas invitados de diferentes medios bombardean de preguntas al personaje central, el ministro habló de diversos temas y destacó la reducción de crímenes en el país durante su gestión, gracias al apoyo de las Policía Federal y Civil y Militarizada de los estados.

Sobre la salida el viernes del secretario nacional de Cultura, Roberto Alvim, después de parafrasear en un vídeo de su despacho partes de un discurso proferido por el ministro de Propaganda del régimen nazi de Adolf Hitler, Joseph Goebbels, Moro calificó el episodio como "bizarro".

Según Moro, Bolsonaro tomó la "decisión absolutamente correcta" al aceptar el pedido de dimisión de Alvim, tras el caso que ganó una alta repercusión negativa en todo el mundo.

En otros temas polémicos, como los ataques a la prensa por parte de Bolsonaro y el atentado contra la productora Porta dos Fundos en represalia por una serie televisiva de Navidad exhibida en Netflix y en la que se personifica a Jesús como homosexual, Moro evitó hablar y señaló que no le corresponde como ministro ser "comentarista".

En cuanto a los mensajes de él, cuando era juez, con fiscales de la 'Lava Jato' y que fueron publicados por el sitio The Intercept Brasil junto a otros medios, el ahora ministro tildó el asunto como una "gran bobada".

"Creo que es un episodio menor. Nunca le di mucha importancia a eso. Creo que es una gran bobada. (La divulgación) fue usada políticamente para intentar soltar criminales presos, personas que habían sido condenadas por corrupción y, principalmente, debilitar políticamente al ministerio", apuntó.

(c) Agencia EFE