El primer ministro Boris Johnson es siendo investigado por lujosas vacaciones

·2  min de lectura

EL PRIMER ministro británico, Boris Johnson, está siendo investigado por unas lujosas vacaciones que pasó en el Caribe tras su victoria electoral a finales de 2019, informó este lunes el organismo que controla el cumplimiento de las reglas parlamentarias.

Se dio a conocer que el líder conservador y su prometida, Carrie Symonds, pasaron la Nochevieja en la isla privada de Mosquito, en el archipiélago caribeño de las Granadinas.

En su declaración de intereses como diputado, Johnson dijo que “las vacaciones, por un valor de 15.000 libras (21.000 dólares, 17.400 euros), fueron un regalo del empresario David Ross, donante del Partido Conservador”.

Pero Ross provocó confusión al negar inicialmente que hubiera adelantado tal cantidad, antes de retractarse a través de su portavoz para decir que era un “beneficio en especies”. Downing Street subrayó que todo había sido declarado correctamente.

No te pierdas: Primer ministro Boris Johnson es investigado por renovar su departamento oficial con donaciones privadas

La noticia de una nueva investigación se suma a una serie de escándalos en torno a Johnson y su gobierno que han puesto de manifiesto los estrechos vínculos entre el poder y los intereses privados, informó AFP.

El mes pasado, el primer ministro británico fue acusado por su controvertido exasesor Dominic Cummings de financiar con donaciones privadas la renovación de su departamento oficial.

Entre otras cosas, afirmó que “el primer ministro renovó su apartamento oficial en Downing Street con dinero de donadores del Partido Conservador, lo que el gobierno desmintió categóricamente”.

Un portavoz del ejecutivo aseguró el martes que, “más allá del presupuesto gubernamental atribuido al mantenimiento, las obras —por hasta 200.000 libras o 277.000 dólares según la prensa— fueron pagadas por Johnson”.

Tras evaluar la información que le fue proporcionada por el Partido Conservador, la comisión electoral anunció el miércoles la apertura de una investigación. “Hay motivos razonables para sospechar que pueden haberse cometido una o más infracciones. Por lo tanto, procederemos con una investigación formal para determinar si es así”, afirmó. N