Ministro: Bolivia hizo la tarea en materia económica y seguirá por esa senda

La Paz, 10 ene (EFE).- El ministro boliviano de Economía y Finanzas Públicas, Marcelo Montenegro, destacó este martes que la "buena tarea" hecha por el país en materia económica le permitió tener un crecimiento razonable y una inflación controlada en 2022 pese a algunas coyunturas adversas y que se seguirá por esa senda este año.

En un encuentro con corresponsales de la prensa internacional en La Paz, Montenegro ratificó que se calcula que el crecimiento económico boliviano en 2022 estuvo en torno al 4 % y que la perspectiva fijada en el Programa Fiscal-Financiero 2023 es de 4,86 %.

"Dentro de Sudamérica vamos a estar entre las tres o cuatro economías de mayor crecimiento el año 2023. Lo que se ha hecho en 2022 tiene impacto en 2023", manifestó.

El ministro advirtió que las economías que registraron un elevado índice de precios al consumidor (IPC) y que se manejan con esquemas de "metas de inflación" tuvieron que subir sus tasas de interés, lo que tendrá repercusiones en el crédito y dará lugar a una "ralentización del crecimiento" a nivel global.

Mientras que, según Montenegro, "Bolivia ha hecho una buena tarea en 2022 y eso le ha permitido y le va a permitir crecer" y para ello fue clave el movimiento de la demanda agregada mediante la inversión pública y privada y el consumo interno.

Entre algunas medidas aplicadas para esto, el ministro mencionó un crédito estatal para la sustitución de importaciones dirigido a empresarios de toda escala, para capital de operación o para invertir en producción de diversos bienes, además de algunos "incentivos para traer bienes de capital" y la política gubernamental de inversión pública.

"El motor de la demanda externa es posible que un poquito se resienta, no vamos a negar eso, pero lo bueno es que (en) nuestro modelo, siempre que la demanda externa se ralentiza o se resiente, aquí viene el otro motor, la demanda interna y esa es la forma en que manejamos nuestro modelo económico social comunitario productivo", destacó.

El ministro desvirtuó así una reciente crítica del expresidente Evo Morales (2006-2019), quien señaló que "reducir" el modelo económico gubernamental "al control de la inflación con incremento de intereses es alentar la recesión, sacrificar la microeconomía para cuidar la macroeconomía" y pidió dar prioridad a los pequeños productores.

Montenegro aseguró que la economía boliviana "se está reconstruyendo" tras una "implosión que nunca se había visto en cuatro décadas" y que actualmente se está retornando a los niveles previos a la pandemia de la covid-19.

2022 "ha sido un año importante para la economía en términos de controlar la inflación", que cerró en 3,1 %, "capear esos nubarrones, pero también crecimiento", añadió.

El ministro reconoció que el crecimiento pudo ser mayor en 2022, pero hubo fenómenos climáticos que afectaron y también estuvo la huelga de 36 días en Santa Cruz, la mayor región boliviana, por la realización oportuna del censo de población.

Salvo el sector de hidrocarburos, "que venía de bajada en los años anteriores", las demás áreas económicas se han recuperado, remarcó.

"Eso es lo que nos permite decir que la economía boliviana ha tenido una 'performance' buena en 2022 en un ambiente de volatilidad e incertidumbre", agregó.

Otras metas fijadas para este año son un déficit fiscal de 7,49 % y una inflación de 3,28 %.

(c) Agencia EFE