Ministro alemán confía que Alemania cumplirá con la meta de reducción de CO2

Berlín, 3 nov (EFE).- El ministro alemán de Economía, Clima y Energía, Robert Habeck, se mostró este jueves confiado en que su país podrá cumplir con las metas de reducción de emisiones de CO2, pese a los retos energéticos derivados de la guerra de Ucrania.

Habeck, en un congreso de la Fundación Economía del Clima, dijo que en buena parte todo depende de que la transformación energética tenga éxito.

El ministro señaló que Alemania logró reemplazar los suministros de gas ruso y que ahora está en una situación mejor que la que se temía a comienzos de año pero que el reto es sentar las bases para asegurar el suministro con neutralidad climática.

"El siguiente paso es asegurar el suministro con neutralidad climática. De lo contrario habremos reemplazado el gas ruso pero no las energías fósiles", dijo.

Para ello, según Habeck, la estrategia es redoblar esfuerzos para el impulso de las renovables lo que ya está teniendo resultados en el campo de la energía solar y, según él, lo tendrá también en lo relativo a la energía eólica.

"Funcionará gracias a la ley del 2,0 por ciento (según la cual cada estado federado debe dedicar a la energía eólica el 2 por ciento de su territorio).

Según Habeck durante mucho tiempo hubo un problema en Alemania que fue que se tenía claro lo que no se quería -la energía atómica, el carbón o el fracking- pero no se defendía con tanta claridad lo que se quería en lugar de ello.

"No se fue lo suficientemente enfático en mostrar y defender las alternativas, en el impulso de las renovables y de las redes de distribución energética", dijo.

Por eso, según él, hace falta un esfuerzo y, también, ayudas para las cuales cree conveniente revisar determinadas reglas europeas.

"Las reglas europeas para que haya una competencia limpia entre los estados miembros tienen su razón de ser. Pero nuestros verdaderos competidores están en China o en EEUU. Si al final nuestras reglas los favorecen a ellos habremos hecho algo mal", aseguró.

Aunque Alemania solo representa el 1 por ciento de la población mundial y el 2 por ciento de las emisiones de CO2, a Habeck le parece importante el logro de la transformación energética por dos razones fundamentales.

"La primera es económica. La innovación y las energías limpias serás claves en la economía del futuro y en la competitividad", dijo.

La segunda tiene que ver con la señal que se enviaría a otros países en caso de que Alemania no lograra cumplir con sus compromisos del Acuerdo de París.

"Los otros países dirían: si un país como Alemania con su potencial económico no puede cumplir qué se puede esperar de otros", dijo.

(c) Agencia EFE