La primera ministra sueca acepta la derrota en elecciones y el bloque de derecha prepara Gobierno

·2  min de lectura
Sweden General Elections in Stockholm

ESTOCOLMO, 14 sep (Reuters) - La primera ministra socialdemócrata de Suecia, Magdalena Andersson, aceptó el miércoles su derrota tras unas reñidas elecciones, dando la victoria al bloque de la oposición de derecha de cuatro partidos que intentará formar un nuevo gobierno.

Todavía quedan unos cuantos votos por contar, pero Andersson, que se convirtió en la primera mujer en gobernar Suecia el año pasado, dijo que los resultados mostraban que el bloque de la derecha había ganado.

"En el Parlamento tienen una ventaja de uno o dos escaños", dijo Andersson en una conferencia de prensa. "Es una mayoría escasa, pero es una mayoría".

Andersson dijo que el jueves pediría al presidente del Parlamento que la releve de sus funciones como primera ministra.

Ulf Kristersson, líder del Partido Moderado, es el candidato de la derecha para ser primer ministro.

"Ahora comenzaré el trabajo de formar un nuevo Gobierno que pueda hacer las cosas, un Gobierno para toda Suecia y todos los ciudadanos", dijo Kristersson a los periodistas.

Los moderados, los demócratas suecos, los democristianos y los liberales llevaban una ventaja de un escaño tras las elecciones del domingo, pero ahora parecía que obtendrían 176 escaños en el parlamento de 349, frente a los 173 de la centroizquierda, según los últimos datos de la autoridad electoral.

Las elecciones marcan un punto de inflexión en la política sueca, ya que los Demócratas Suecos, que se oponen a la inmigración y fueron rechazados cuando entraron en el Parlamento en 2010, están a punto de ganar influencia en el Gobierno.

Andersson dijo que entendía que muchos suecos estuvieran preocupados porque un partido con raíces en la franja supremacista blanca fuera ahora el segundo partido del país. "Entiendo su preocupación y la comparto", agregó.

(Repore de Simon Johnson y Anna Ringstrom. Editado en español por Javier López de Lérida)