Ministra Piña ofrece combate a la corrupción

CIUDAD DE MÉXICO, enero 2 (EL UNIVERSAL).- La ministra Norma Lucía Piña Hernández, electa este lunes nueva presidenta de la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN), fue la primera en hacer pública su aspiración a la presidencia del máximo tribunal del país.

En su proyecto para los próximos cuatro años, Piña Hernández ofrece independencia judicial y el fortalecimiento de la función jurisdiccional, así como el combate a la corrupción, una reingeniería y medidas de mejora de la actividad administrativa de la Corte y del Consejo de la Judicatura Federal.

"Mi compromiso será desempeñar mis funciones en términos del marco nacional e internacional y, principalmente, conforme a la columna vertebral de nuestra encomienda constitucional: la independencia judicial", indicó.

La ministra tomó protesta del cargo y afirmó que las mujeres se colocarán por primera vez en el centro del pleno del máximo tribunal de justicia.

Dijo que asume la máxima responsabilidad consciente de su responsabilidad y ofreció una representación forjada en lo que ha sido como jurista.