La ministra de Mujeres, Géneros y Diversidad defendió el uso del lenguaje inclusivo en las escuelas

·4  min de lectura
Elizabeth Gómez Alcorta
Elizabeth Gómez Alcorta, la Ministra de Mujeres, Géneros y Diversidad - Créditos: @Facebook

La ministra de Mujeres, Géneros y Diversidad de la Nación, Elizabeth Gómez Alcorta, cuestionó este viernes la resolución del Ministerio de Educación porteño que regula el uso del lenguaje inclusivo en las escuelas de la ciudad de Buenos Aires. “Nada bueno se aprende de una prohibición”, sentenció en las redes sociales luego de que el jefe de gobierno capitalino, Horacio Rodríguez Larreta, refrendase este mañana la decisión y afirmase que “los chicos que están aprendiendo a leer y a escribir primero tienen que dominar las normas del español”.

“Las escuelas deben ser ámbitos inclusivos y democráticos que respeten la libertad y la diversidad”, expresó en Twitter Gómez Alcorta poco antes del mediodía y remató: “Nada bueno se aprende de una prohibición”.

En la misma línea, el ministro de Educación, Jaime Perczyk, evaluó hoy que si bien es necesario mejorar la enseñanza, esto no se consigue por medio de la aplicación de limitaciones al lenguaje inclusivo. “Tenemos que mejorar, pero eso no se hace prohibiendo. Mejorar es que no haya violencia, que no haya femicidios, que no haya desigualdad ni discriminación”, dijo el funcionario nacional a C5N.

Y añadió: “La Argentina tiene 24 provincias y cada una está enfocada en que haya más días y horas de clases, en que haya libros en las escuelas, pero hay que pensar que si tantos chicos y chicas usan ese lenguaje, refleja otra cosa, una situación de injusticia, de machismo con las chicas y mujeres argentinas; y que si lo usan, es porque entienden que es una herramienta para que eso cambie”.

A modo de ejemplo, Perczyk recordó que el franquismo prohibía la zurdería -que se escribiera con la mano izquierda-, porque “con eso pensaban que corregían algo y las causas son más profundas”. “Acá tenemos mucho que mejorar, tenemos que lograr una sociedad igualitaria, que todas las chicas pueden ir en las mismas condiciones que lo varones”, indicó.

Los ministros no fueron los únicos referentes del oficialismo que condenaron la decisión del gobierno porteño. Hizo lo propio la diputada nacional del Frente de Todos y vicepresidenta del bloque de diputados del espacio Cecilia Moreau, quien relacionó la medida con la última dictadura cívico-militar.

“Las palabras en la Argentina las prohibieron los milicos, en la dictadura más sangrienta de la historia latinoamericana”, escribió también en Twitter junto a una fotografía de Larreta y de la ministra de Educación de la Ciudad, Soledad Acuña.

Tanto la ministra como el jefe de Gobierno defendieron esta mañana lo anunciado ayer por el Ministerio de Educación de la ciudad, que le comunicó a las escuelas porteñas de gestión privada y estatal que regulará el uso de lenguaje inclusivo – es decir, aquel que se vale de la utilización de la “e”, la “x”, la “@” o de otras para neutralizar el género en las palabras– por parte de los docentes en los niveles inicial, primario y secundario.

“La idea es ordenar el uso del español y establecimos una guía de recomendaciones para comunicar inclusivamente”, sostuvo Larreta y expresó preocupación por los resultados de las pruebas educativas realizadas anualmente a alumnos de primaria y secundaria en la ciudad de Buenos Aires. “Fuimos para atrás en lenguaje y escritura, por eso es importante simplicar la forma de aprendizaje. Por eso queremos ordenar el uso de la e, la x, la @. Los docentes deben respetar las normas del idioma español”, justificó.

Tras ello agregó: “Para promover la lectura y la escritura debemos enseñar el idioma como se debe, después cada uno verá cómo quiere expresarse, pero en la escuela se debe respetar el idioma español, para que los chicos puedan encontrar oportunidades, tener herramientas y explotar su potencial. Es una medida que ya se tomó en Uruguay, Francia y en otros países”.

Por su parte, Acuña aclaró: No es una caza de brujas, queremos enseñar mejor para que los chicos aprendan. En ese sentido, dijo que la medida busca recuperar los aprendizajes y regular el ejercicio de la tarea profesional docente frente al aula con los estudiantes y en las comunicaciones institucionales. “No dice [la nueva medida] cómo los chicos o los adultos tienen que hablar entre ellos”.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.