Ministra de Salud noruega: "Que la gente fume y beba cuanto desee"

Sylvi Listhaug, la nueva ministra de Salud en Noruega. (Getty Images)

La recién nombrada responsable del Ministerio de Salud de Noruega, Sylvi Listhaug, ha saltado a la palestra mundial después de unas declaraciones que no han dejado indiferente a nadie. La representante del Partido del Progreso, perteneciente a la coalición de centro derecha del país escandinavo, afirmó que su intención es la de permitir a sus ciudadanos que fumen, que beban alcohol y que coman cuanta carne roja les parezca. Ésta ha sido su carta de presentación en su nuevo cargo de ministra.

“La gente debería tener permitido fumar, beber y comer cuanta carne roja desee. Las autoridades quizás quieran informar, pero creo que deben ser los ciudadanos los que decidan lo que es saludable y lo que no es saludable”, declaró Listhaug al medio noruego, NRK.

La mandataria, considerada como una de las jóvenes promesas del ala más conservadora de la coalición de derechas de Noruega, tomó posesión de su cargo la semana pasada, un año después de ser forzada a dimitir de su cargo. Su renuncia fue acelerada tras acusar al Partido Laborista y a los Cristianos Demócratas de anteponer “los derechos de los terroristas” sobre la seguridad nacional después de que fueran clave para que no se aprobara una ley que hubiera permitido desnudar a ciudadanos noruegos sospechosos de terrorismo. Su propio partido la obligó a renunciar.

Sylvi Listhaug es considerada como una joven revelación de la política en Noruega. (Getty Images).

En su corta carrera política, Listhaug ya ha ocupado cargos como ministra Agricultura y Alimentación (2013-2015), de Inmigración e Integración (2015-2018) y de Justicia (enero 2018 hasta su dimisión en marzo de 2018).

Un año después se entrena envuelta en la polémica en un cargo, el de ministra de Salud, para el que sus detractores afirman no está preparada tras defender que los fumadores han sido tratados como parias.

“Mi punto de partida en cuanto a la salud pública es muy simple. No tengo planeado ser una policía moral y no le diremos a la gente cómo vivir su vida. Ayudaremos a proporcionar información para que ellos elijan”, agregó tras confesar que es fumadora social.

Tres jóvenes fumadores noruegos. (Getty Images).

“Creo que a muchos fumadores se les ha tratado como parias. Han sentido que se tienen que esconder y eso es estúpido. Fumar no es bueno porque es perjudicial pero los adultos deben ser los que decidan. Lo único que podemos hacer desde el Gobierno es proporcionar información para que la gente tome sus decisiones”, aseveró al medio noruego.

Alrededor de 6,200 personas mueren al año en Noruega por culpa del tabaco sobre una población total de poco más de cinco millones de ciudadanos. Además, ocho de cada 10 fallecimientos son a causa de fallos cardiovasculares y cánceres. Un 10 por ciento de las muertes en el país escandinavo son por culpa de cáncer de pulmón.

La secretaria general de la Sociedad de Cáncer de Noruega, Anne Lise Ryel, afirmó que los comentarios de la ministra son potencialmente perjudiciales para la salud pública y señaló que “mucha gente seguirá sus palabras”.