Primera ministra danesa renuncia para formar nuevo gobierno

La primera ministra de Dinamarca y líder del Partido Socialdemócrata, Mette Frederiksen, se prepara a pronunciar un discurso la noche de las elecciones generales en la sede del partido en Copenhague, 1 de noviembre de 2022. (Nikolai Linares/Ritzau Scanpix via AP) (ASSOCIATED PRESS)

COPENHAGUE (AP) — A pesar de ser la más votada en las elecciones de Dinamarca, la primera ministra Mette Frederiksen renunció el miércoles junto con su gobierno socialdemócrata para tratar de construir una coalición más amplia por encima de las divisiones políticas.

Frederiksen hizo el anuncio después de un recuento dramático de votos que le dio al bloque de centroizquierda que la respalda desde 2019 la mayoría en el Parlamento por un solo sufragio.

En teoría, la dirigente socialdemócrata de 44 años podría haber permanecido en el poder al frente de un gobierno minoritario, pero dijo que cumpliría su promesa de la campaña electoral y trataría de formar una coalición amplia junto con partidos de centroderecha.

“Me siento feliz, orgullosa y agradecida”, declaró Frederiksen. “Han sido años difíciles para ser primera ministra: primero la pandemia y ahora la inflación. Había muchos indicios de que un gobierno no lograría la reelección”.

Frederiksen entregó su renuncia el miércoles a la reina Margarita, formalmente la jefa de Estado. Continuará como jefa de gobierno en funciones hasta que se forme un nuevo gobierno.

La convocatoria a elecciones el mes pasado fue una consecuencia de la decisión del gobierno de sacrificar millones de visones como medida para contener la pandemia. Las imágenes de las fosas llenas de visones han perseguido a Frederiksen desde 2020 y provocado grietas en el bloque de centroizquierda.

El martes, los socialdemócratas obtuvieron 28% de los votos, 50 de las 179 bancas en el Parlamento. Las encuestas de boca de urna y los resultados iniciales habían indicado que la centroizquierda no reuniría las 90 bancas necesarias para la mayoría. Les faltó una banca hasta el final del recuento, cuando obtuvieron la que les faltaba.

El ex primer ministro Lars Løkke Rasmussen, de centroderecha, dijo que apoyará el intento de Frederiksen de formar un nuevo gobierno, pero no necesariamente encabezado por ella.

“Tengo la certeza de que Dinamarca necesita un nuevo gobierno”, dijo a sus partidarios en Copenhague. “¿Quién ocupará la cabecera de la mesa? No lo sabemos”.

Los resultados de la elección en Groenlandia, un territorio danés autónomo con dos bancas en el poder legislativo, confirmados el miércoles, le dieron al bloque de centroizquierda la mayoría de una banca.