Primera ministra de Barbados cita a Bob Marley para pedir acción conjunta sobre migraciones

·2  min de lectura

"My friends. There's so much trouble in the World" ("Amigos, hay muchos problemas en el mundo"). Con una canción de Bob Marley, la primera ministra de Barbados, Mia Mottley, inició su discurso en la Cumbre de las Américas, clamando por una acción conjunta para la crisis migratoria.

"Tenemos inmigrantes que vienen no porque eligen venir, sino porque es su última opción (...) Y cuando vienen ya sabemos que no hay que tratarlos mal", dijo Mottley el viernes en la plenaria que en ese momento era presidida por el secretario de Estado de Estados Unidos, Antony Blinken.

Este viernes, en el último día de la Cumbre, se firmará un acuerdo donde todos los países participantes comparten la responsabilidad de atender la situación migratoria en la región. Estados Unidos acogerá a 20.000 refugiados de América Latina en 2023 y 2024 (tres veces más que este año) y desembolsará 314 millones de dólares en ayuda para migrantes en la región.

Son muchos menos que los 100.000 ucranianos que Estados Unidos anunció que recibiría después de que Rusia invadió su país.

Unos 7.500 migrantes irregulares, en su mayoría de Centroamérica, pero también de Cuba, Nicaragua, Venezuela y Haití, son interceptados a diario en la frontera con Estados Unidos, según datos oficiales de abril.

México aumentará de 10.000 a 20.000 el número de Tarjetas de Trabajador Fronterizo y lanzará un nuevo programa de trabajo temporal para entre 15.000 y 20.000 personas de Guatemala cada año, que espera extender a Honduras y El Salvador.

Belice, Costa Rica y Guatemala, entre otros, también colaboran, pero estas iniciativas están lejos de aliviar a los migrantes que huyen masivamente de la pobreza y la violencia.

"Se ha demostrado que hay una manera digna de tratar a los migrantes. Lo hemos visto en Europa. Tenemos que verlo en los estadounidenses. Y no pongo esa carga solo en los Estados Unidos. La coloco en todos nosotros, incluido mi propio país, porque no podemos ser parte de la solución simplemente hablando desde afuera", dijo la primera ministra de Barbados.

Blinken, liderando la plenaria, le respondió con otras estrofas de canciones de la leyenda jamaiquina del reggae: "En palabras de Bob: No woman, no cry, don't shed no tears, let's act ("No mujer, no llores, no derrames más lágrimas. Actuemos"). "Podemos cantar Redemption Song juntos", dijo.

mav/dg

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.