La ministra alemana de Exteriores llega a Kiev en visita sorpresa

·1  min de lectura

La jefa de la diplomacia alemana, Annalena Baerbock, llegó el sábado a Kiev para una visita sorpresa que busca "mostrar" que Ucrania "puede contar" con el apoyo de Berlín, anunció el ministerio de Relaciones Exteriores.

Alemania seguirá apoyando a Kiev "tanto tiempo como sea necesario, con suministro de armas y apoyo humanitario y financiero", dijo Baerbock, citada en un comunicado del ministerio.

Se trata de su segunda visita a Kiev desde el inicio de la ofensiva rusa.

Además de ayudas financieras y militares, Alemania prevé ayudar a Ucrania a llevar a cabo operaciones de remoción de minas y a "arrojar luz sobre los crímenes de guerra cometidos, sobre todo enviando expertos, entre ellos un fiscal", precisó la ministra en el comunicado.

"Para mí, está claro que [Vladimir] Putin cuenta con que nos cansemos del sufrimiento de Ucrania", advirtió.

Pero Alemania, aseguró, seguirá del lado de los ucranianos, que "luchan contra la agresión rusa, no solo para defender su derecho humano a la paz y a la libertad, sino también para defender nuestro orden de paz europeo".

La actitud vacilante que tuvo Alemania respecto a Moscú durante un tiempo tras el comienzo de la guerra, hace seis meses, y su negativa inicial a apoyar militarmente a Kiev irritaron al gobierno de Volodimir Zelenski.

Pero las cosas han cambiado desde entonces.

El jefe de gobierno alemán, Olaf Scholz ha afirmado que quiere que Alemania asuma una "responsabilidad particular" para ayudar a Ucrania a reforzar sus sistemas de artillería y de defensa aérea.

mat/jvb/meb