El Ministerio de Defensa no actuó bajo el artículo 142 por “fraude electoral” en Brasil

El Ministerio de Defensa de Brasil no tomó medidas basado en el artículo 142 después de la victoria presidencial de Luiz Inácio Lula da Silva, el 30 de octubre de 2022. Sin embargo, circulan en redes sociales publicaciones compartidas más de 12.000 veces desde el 3 de noviembre con la afirmación de que se declaró “fraude electoral” y que ese ministerio ordenó el arresto de los líderes del “Supremo Tribunal Federal y del Supremo Tribunal Electoral”, así como el cierre temporal del Congreso Nacional. En realidad, esa dependencia no emitió dichas medidas ni cerró el Legislativo brasileño.

“Se le cayó la vuelta a Lula, Se declara el fraude en Brasil. El Ministerio de Defensa en virtud del artículo 142 ha:1) Emitió las órdenes de arresto contra líderes del Supremo Tribunal Federal, Supremo Tribunal Electoral 2) El cierre temporal del Congreso Nacional. Viva Brasil!”, dicen publicaciones en Facebook (1, 2) y Twitter (1, 2, 3).

Versiones similares también circularon en portugués e inglés.

Captura de pantalla de un tuit hecho el 8 de noviembre de 2022

Lula da Silva, quien gobernó Brasil entre 2003 y 2010, resultó electo presidente por tercera vez el 30 de octubre de 2022, venciendo al actual mandatario, Jair Bolsonaro, en una reñida segunda vuelta. Tras los resultados, simpatizantes bolsonaristas se manifestaron en las calles, bloquearon carreteras y exigieron intervención militar.

Decreto 9.782

Algunas de las publicaciones difunden junto al mensaje un supuesto decreto emitido por la Presidencia de la República y el Ministerio de Defensa. El documento, fechado el 2 de noviembre de 2022, tiene el número 9.782 y los nombres de Jair Bolsonaro y del ministro Paulo Sérgio Nogueira de Oliveira al final.

Una búsqueda en Google con la frase “decreto 9.782 Brasil” llevó a un documento con ese número publicado por la Secretaría General de la Presidencia de la República el 3 de mayo de 2019, cinco meses después de que Bolsonaro tomara el cargo. El decreto aborda diferentes cambios en la estructura del Ministerio de la Mujer, la Familia y los Derechos Humanos.

AFP Factual no encontró un decreto con el número 9.782 publicado en 2022.

Entre el 30 de octubre de 2022 y la fecha de publicación de esta verificación, no se publicaron decretos en el sitio del Ejecutivo brasileño emitidos por el Ministerio de Defensa, ni sobre las acciones mencionadas en las publicaciones viralizadas.

Hasta la fecha de publicación de este texto, dicho ministerio tampoco emitió un comunicado sobre el tema.

Artículo 142

El artículo 142 de la Carta Magna brasileña, vigente desde 1988, establece la disciplina constitucional de los militares:

“Las Fuerzas Armadas, compuestas por la Marina, el Ejército y las Fuerzas Aéreas, son instituciones nacionales permanentes y regulares, organizadas sobre la base de la jerarquía y la disciplina, bajo la autoridad suprema del Presidente de la República, y están destinadas a la defensa de la Patria, la garantía de los poderes constitucionales y, por iniciativa de cualquiera de estos, de la ley y del orden”.

El texto regula el actuar de las fuerzas armadas y sus miembros. Entre otros puntos, determina qué deben cumplir los militares que quieran entrar en política, y prohíbe los sindicatos y las huelgas en sus filas.

Además, el artículo subordina el poder militar al civil, ya que considera que las fuerzas armadas están bajo “la autoridad suprema del Presidente de la República” y subraya que la fuerza militar es un “órgano permanente y regular”, esto es, sometido a la Constitución y sus posibles reformas posteriores. También establece que los militares deben garantizar “los poderes constitucionales”.

Es decir: el artículo 142 no autoriza al ejército a actuar sobre otros poderes, como la AFP ya ha explicado en otras verificaciones de publicaciones engañosas sobre el tema, que circularon en redes sociales tras la segunda vuelta electoral.

Dependencias desmienten

AFP Factual consultó a los diversos organismos mencionados en las entradas viralizadas. El Tribunal Superior Electoral (TSE) respondió que no está al tanto del tema. “No hemos recibido nada sobre esto”, señaló el 8 de noviembre de 2022.

El Congreso Nacional brasileño está conformado por la Cámara de Diputados y la de Senadores. La vocería de la primera respondió que “la labor legislativa continúa dentro de la normalidad democrática” y que ese órgano no ha sido “ni puede ser cerrado por el Ministerio de Defensa”.

También señaló que el artículo 142 constitucional “no permite la intervención federal”, como publicó la Cámara de Diputados en una explicación dirigida a Bolsonaro en 2020.

De su parte, el Senado calificó como “falsa” la alegación que circula en redes sociales. “El Congreso Nacional no fue cerrado y realiza su trabajo con regularidad”, aclaró.

El Supremo Tribunal Federal derivó la consulta al Ministerio de Defensa. Por su parte, al momento de publicación de este texto, esa dependencia no había respondido a las consultas de la AFP.

El 9 de noviembre, el Ministerio de Defensa emitió un informe sobre el sistema de votación electrónica en el que sugirió la creación de una comisión técnica para revisar posibles limitaciones del sistema, pero no mencionó el artículo 142, ni las medidas incluidas en las publicaciones viralizadas.