Mineros matan a dos indígenas yanomami en Brasil, denuncia un grupo de DDHH

Unos indígenas yanomami, en una choza de la comunidad Irotatheri, en el estado de Amazonas, en el sur de Venezuela, el 7 de priembre de 2012 (AFP/Archivos | Leo Ramírez)

Mineros que se dedican a la extracción ilegal de oro mataron a dos hombres de la etnia indígena yanomami en la Amazonía brasileña, informó el viernes un grupo de defensa de derechos humanos, alertando que el incidente podría escalar a un "círculo de violencia".

Los yanonami, conocidos por pintarse y perforarse el rostro, estuvieron aislados del mundo hasta la segunda mitad del siglo XX y algunos siguen viviendo en lo profundo de la selva.

El mortal tiroteo ocurrió a principios de junio, pero los reportes llegaron esta semana a la policía en el norte del estado de Roraima, cuando un hombre que acompañaba a su esposa a un hospital en Boa Vista, capital estatal, contó la historia a las autoridades, dijo la Asociación Hutukara Yanomami (HAY).

El incidente parece seguir un patrón que se ha dado con frecuencia en tierras yanomami desde la década de 1980, en el que los mineros ofrecen inicialmente a los habitantes indígenas alimentos y baratijas, para luego invadir cada vez más su reserva sin darles nada más, lo que provoca conflictos.

"Tememos que las familias de los yanomami asesinados decidan tomar represalias contra los mineros ilegales, en concordancia con el sistema de justicia yanomani, conduciendo potencialmente a un círculo de violencia que pueda terminar en tragedia", dijo en un comunicado el grupo de derechos humanos.

Los yanomami han tenido una larga historia de conflicto con los mineros ilegales.

Junto a enfermedades como la malaria y sarampión, los conflictos han diezmado a la población yanomami, que actualmente es de cerca de 27.000 personas.

"El asesinato de dos yanomami más por parte de mineros ilegales debe ser investigado a profundidad, y subraya la necesidad de que el gobierno brasileño actúe de manera urgente para remover de inmediato a todos los mineros ilegales que operan en las tierras yanomami", dijo la agrupación.