Las minas que se interponen entre las reservas de grano de Ucrania y el mundo

·6  min de lectura

Por Jonathan Saul

LONDRES, 10 jun (Reuters) - Mientras las Naciones Unidas intentan negociar una camino para el grano procedente de Ucrania y calmar el temor a una crisis alimentaria mundial, cientos de minas en el Mar Negro presentan una pesadilla práctica que tardará meses en resolverse incluso tras un acuerdo.

El Mar Negro es crucial para el envío de grano, petróleo y productos derivados. Sus aguas son compartidas por Bulgaria, Rumania, Georgia y Turquía, además de Ucrania y Rusia.

Funcionarios del gobierno ucraniano, el cuarto exportador del mundo de granos antes de la invasión de Rusia, calculan que 20 millones de toneladas del producto no pueden salir.

Kiev y los líderes occidentales acusan a Moscú de militarizar el suministro de alimentos bloqueando los puertos ucranianos. Rusia ha dicho que quiere que se levanten las sanciones occidentales como parte de cualquier acuerdo que permita el flujo de las exportaciones.

Pero incluso si se llega a un acuerdo y los puertos ucranianos pueden reabrir, el peligro de las minas marinas colocadas por Ucrania y Rusia retendría los envíos probablemente durante meses, según funcionarios marítimos.

"Se han colocado minas marinas en los accesos a los puertos y algunas salidas de los mismos están bloqueadas por barcazas y grúas hundidas", dijo un portavoz de la Organización Marítima Internacional, uno de los organismos que trabajan para establecer el paso marítimo de los suministros de grano.

"Eliminar por completo las minas marinas en las zonas portuarias llevaría varios meses".

PRECIOS DE LOS ALIMENTOS

Las expectativas son que la producción mundial de cereales sea inferior a la demanda en la temporada 2022/23, según el Consejo Internacional de Cereales.

La pérdida de los envíos de Ucrania restringirá aún más los suministros disponibles y es probable que haga subir los precios de alimentos como el pan, la pasta y los fideos y se sume a la inflación alimentaria, con el hambre mundial ya en niveles preocupantes.

No está claro qué tipo de minas se han colocado por el momento, dijeron funcionarios marítimos occidentales.

Un funcionario del Ministerio de Asuntos Exteriores ucraniano dijo a Reuters en marzo que unas 372 minas marítimas colocadas por Rusia eran del tipo "R-421-75", que no estaban registradas ni eran usadas por la marina ucraniana en la actualidad y fueron capturadas por el Ejército ruso durante la anexión de Crimea en 2014.

El Ministerio de Defensa de Rusia dijo en un comunicado en marzo que Ucrania había minado los accesos a los puertos de Odesa, Ochakov, Chornomorsk y Yuzhni con 400 minas de ancla obsoletas.

La agencia de inteligencia rusa FSB también dijo en marzo que minas habían quedado a la deriva en el Mar Negro tras desprenderse de los cables cerca de los puertos ucranianos, añadiendo que las minas fueron colocadas por las fuerzas ucranianas.

Ucrania dijo entonces que la advertencia del FSB era errónea y que no tenía información sobre ninguna mina a la deriva en el mar.

El viernes, el funcionario del Ministerio de Asuntos Exteriores ucraniano dijo que Ucrania había colocado algunas minas. "Hemos instalado minas navales en el ejercicio de nuestro derecho a la autodefensa, como se estipula en el artículo 51 de la Carta de las Naciones Unidas".

La embajada de Rusia en Londres remitió los comentarios al Ministerio de Defensa del país, que no respondió inmediatamente a una solicitud enviada por correo electrónico el viernes.

El Ministerio de Defensa ruso dijo el 26 de mayo que el puerto de Mariúpol había sido desminado e instó a los gobiernos extranjeros a "ejercer una influencia efectiva sobre los propietarios de los buques en el puerto de Mariúpol para que los retiren a su lugar de amarre permanente".

Unos 84 barcos extranjeros siguen bloqueados en los puertos ucranianos, muchos de ellos con cargamentos de grano a bordo.

Las playas de Odesa están cerradas con carteles que advierten de la presencia de minas. Algunas han llegado a la deriva hasta Turquía y Rumania.

"De momento no es seguro que los barcos entren o salgan. Hasta que no se barran las minas, esta situación no va a cambiar", dijo Guy Platten, secretario general de la Cámara Naviera Internacional, que también está trabajando en la apertura de los canales marítimos.

Ya han muerto dos marinos y siete buques mercantes han sido alcanzados por proyectiles -dos de ellos hundidos- en torno a la costa ucraniana, mientras que el mercado de seguros de Londres ha incluido toda la región en su lista de alto riesgo, lo que supone un aumento de los costos de los envíos.

"Los suscriptores (de polizas), por su parte, necesitarían algún tipo de garantía de que se ha hecho (el desminado) en alguna medida por dragaminas competentes", dijo Neil Roberts, jefe de marina y aviación de la LMA, que representa los intereses de todos los negocios de suscripción en el mercado de seguros de Lloyd's de Londres.

LIMPIEZA DE MINAS

Cualquier esfuerzo de limpieza de minas sería el mayor intentado desde la guerra entre Irán e Irak en la década de 1980.

Según Gerry Northwood, antiguo capitán que dirigió buques de guerra de la Marina Real británica, sería necesario disponer de información sobre los tipos de minas colocadas y su ubicación.

"Los cazaminas también tendrían que estar equipados con sumergibles operados a distancia para localizar y destruir las minas", dijo Northwood, consultor de la empresa de seguridad marítima MAST.

Aunque el Mar Negro no es particularmente mareal o con fuertes corrientes, las minas flotantes pueden desplazarse distancias significativas, dijo Duncan Potts, ex vicealmirante de la Marina Real Británica.

"Lo que está ocurriendo en Ucrania es que parece haber una serie de minas flotantes y sin ataduras que son una amenaza tanto para ti como para tu enemigo y son impredecibles", dijo Potts, que ahora actúa como consultor de los gobiernos occidentales.

El secretario general de la ONU, Antonio Guterres, dijo el miércoles que altos funcionarios de la ONU habían mantenido conversaciones con Ankara, Bruselas, Kiev, Moscú y Washington en los últimos 10 días sobre el paso seguro del grano.

Un funcionario de la UE dijo que cualquier conversación sobre lo que el bloque haría específicamente para ayudar al desminado era "muy hipotética", y añadió que Rusia debe empezar a retirar las minas que ha colocado.

"A menos que eso se logre, no habrá corredores marítimos", dijo el funcionario a Reuters. "No presionaremos a Ucrania para que abandone sus defensas. Cualquier acuerdo que se pueda hacer tiene que ser aceptable para Ucrania".

Fuentes marítimas dicen que también sería necesario un acuerdo sobre qué armadas podrían llevar a cabo un trabajo que debe ser aceptable para las empresas comerciales y las aseguradoras debido a la posible desconfianza en cualquier trabajo ruso.

(Reporte adicional de Gabriela Baczynska en Bruselas, Nigel Hunt y Kevin Liffey en Londres; Editado en español por Javier López de Lérida)

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.