La mina Cerrejón pagó en 2013 más de 36 millones de dólares por impuesto a la renta en Colombia

·3  min de lectura

Publicaciones que aseguran que la empresa responsable del yacimiento carbonífero Cerrejón, ubicado en el norte de Colombia, pagó “cero pesos” de impuesto a la renta en 2013 en ese país han sido compartidas más de 12.000 veces en redes sociales desde 2016 y han vuelto a circular desde finales de agosto de 2022. Pero las entradas, que incluyen una copia de la declaración, se basan en una interpretación errónea de ese documento.

“Imagínense q belleza!!. Declaración de renta en cero está mostruosidad de empresa, si señores, CERO!! A empresas como estás, son las q no les gusta la reforma tributaria”, se lee en una de las entradas en Facebook (1, 2) y Twitter.

El contenido también fue compartido en Twitter, el 29 de agosto de 2022, por el pastor cristiano Alfredo Saade, exprecandidato presidencial que posteriormente apoyó la campaña de Gustavo Petro, quien finalmente ganó la elección.

Captura de pantalla de un tuit realizada el 12 de septiembre de 2022

Cerrejón, propiedad de la multinacional suiza Glencore, es la operación minera de extracción de carbón a cielo abierto más grande de Latinoamérica.

Está ubicada en La Guajira, el departamento con mayor índice de pobreza monetaria en Colombia, según la medición de 2021 del Departamento Administrativo Nacional de Estadística (DANE).

Documento malinterpretado

El formulario de declaración del impuesto a la renta con que se ilustran las publicaciones difundidas en redes sociales lleva por fecha 2013 y está a nombre de Cerrejón Zona Norte S.A, denominación comercial del yacimiento carbonífero. El servicio de prensa de la compañía confirmó a la AFP que el documento es auténtico.

Sin embargo, pese a que en la casilla 980 de la declaración, resaltada con un cuadrado azul en las entradas viralizadas, se lee “Pago total: $0”, eso no significa que la mina no haya tributado el impuesto a la renta ese año.

Tras revisar el formulario, Henry Carvajal, contador público y docente de la Universidad Central, en Bogotá, dijo a la AFP que “la empresa sí pagó impuestos por el orden de los 71.000 millones de pesos (unos 36,7 millones de dólares a la tasa de cambio del 24 de abril de 2014, el día que se presentó el formulario), pero no lo hizo en el momento de la presentación de la declaración de renta”.

“En el momento del trámite, Cerrejón ya había pagado el impuesto mediante los mecanismos de retenciones, autorretenciones y anticipos. De hecho, como esos montos superaban el total del impuesto que debía pagar, le quedó un saldo a favor”, explicó.

“Si bien el valor a pagar puede verse en ceros, esto no implica, per sé, que no se paguen impuestos, sino que se han pagado de forma anticipada y han sido restados del valor que efectivamente tenía que desembolsar el contribuyente”, añadió Sergio Granados, contador colombiano con estudios en Derecho Tributario.

En conversación con AFP Factual, Negia Cure, docente del departamento de Contaduría Pública de la Universidad Central, coincidió: “Lo que [el formulario] muestra es que la empresa pagó el impuesto de manera anticipada”.

Cure explicó que hasta la década de 1970 el Estado colombiano “solamente recibía el dinero del impuesto a la renta en el momento de la declaración, al final del periodo fiscal, pero hoy en día existen mecanismos para recaudar dentro del mismo periodo”. “Eso es lo que refleja el documento”, precisó.

Lectura correcta

De acuerdo con los expertos, el documento viralizado en realidad señala que Cerrejón estaba obligado a pagar exactamente 71.139.774.000 pesos colombianos por sus utilidades durante 2013. Este dato figura en los renglones 71, llamado “impuesto neto de renta”, y 74, que corresponde al “total impuesto a cargo”.

Sin embargo, antes de presentar la declaración la empresa ya había abonado un anticipo por 95.502.247.000 pesos (unos de 49,3 millones de dólares al cambio de la fecha) en la vigencia fiscal anterior, como detalla el renglón 75, titulado “anticipo renta por el año gravable 2013”.

Los pagos anticipados del impuesto a la renta son una obligación legal en Colombia, de acuerdo con el artículo 807 del Estatuto Tributario: “Los contribuyentes del impuesto sobre la renta están obligados a pagar un setenta y cinco por ciento (75%) del impuesto de renta, determinado en su liquidación privada, a título de anticipo del impuesto de renta del año siguiente al gravable”. 

Además, según el campo 79 del formulario, la empresa minera también había aportado anticipadamente 20.212.164.000 de pesos (unos 10,4 millones de dólares) a través de retenciones en la fuente.

De acuerdo con Cure, esta figura implica que cuando la empresa vende un producto o servicio, el comprador no le paga el monto completo, sino que descuenta “un porcentaje que pasa directamente al Estado” a nombre de Cerrejón.

Al restar esos montos del impuesto a cargo, la casilla de saldo a pagar figura en ceros. El valor por 11.431.972.000 pesos (unos 5,9 millones dólares) que aparece al final de la columna derecha de la declaración viralizada corresponde a un saldo a favor, señalado en el formulario en la casilla 84, número que no logra verse por el aumento de la línea de “Pago total”.

“Ese monto normalmente queda a disponibilidad del contribuyente si lo solicita en devolución o lo puede usar en los impuestos del siguiente año”, precisó Carvajal.

AFP Factual ya ha verificado otras publicaciones (1, 2, 3) con lecturas erradas de formularios de la declaración del impuesto a la renta en Colombia.